Archivo de la etiqueta: Glaciares

EEUU y China, los que más contaminan,El mundo pasa por la mayor crisis ambiental de la historia


A fines de 2003 el Pentágono le había advertido a la Casa Blanca sobre “la catástrofe climática”. El acceso al agua se convertirá pronto en un campo de batalla, vaticinaban. Habrá guerras por la preservación de acuíferos, advertían en el Pentágono. “Las guerras se librarán por la supervivencia climática y de recursos, más que por religión o ideología. Tormentas, huracanes arreciarán las costas y los continentes, volviendo zonas inhabitables y activando éxodos desesperados. Hacia el 2010 Estados Unidos y Europa vivirán un tercio más de días con temperaturas por encima de los 40º C. Se generarán tensiones sociales y perjuicios a las economías regionales”.

  Sigue leyendo

Alerta por la crecida de los mares


Los desprendimientos de los glaciares de Groenlandia han provocado que el nivel del mar suba en los últimos años. Los científicos creen que lo que provoca el derretimiento de los glaciares no es ya una mayor temperatura del aire, sino un océano más caluroso. ¿Podrá la comunidad científica encontrar soluciones para este fenómeno antes de la Conferencia de Copenhague contra el cambio climático en diciembre?

El derretimiento de los glaciares provoca el aumento del nivel de los mares – APDe repente y sin advertencia, la gigantesca mole de hielo cobró velocidad, haciendo que expulsara icebergs hacia el océano frente al sudeste de Groenlandia a una velocidad aún más rápida.

Esta gran masa de hielo, el Glaciar Helheim, duplicó su velocidad en apenas unos cuantos años, fluyendo a través de una hendedura de las estériles montañas costeras a un ritmo sorprendente, de 30 metros por día.

Sigue leyendo

La Patagonia, clave en la historia del clima


Los glaciares de la Patagonia son una de las claves para entender la historia del clima y la evolución de la Antártida. Así lo confirma un estudio de investigadores franceses e ingleses que se publicó ayer en la revista científica británica “Nature Geoscience”.

Los científicos descubrieron que las partículas de materiales sedimentadas en las capas de hielo de la Antártida durante 80.000 años proceden, en su mayoría, de los glaciares de la Patagonia.

Así, los expertos concluyeron que, cuando los glaciares patagónicos eran más grandes, algunos de sus materiales se desplazaban desde ellos, a través de ríos, hasta las llanuras donde el viento las recogía y transportaba hasta la Antártida. Pero cuando se fundía parte de esos hielos, las partículas quedaban atrapadas en masas de agua del continente. Este descubrimiento, afirmaron, es una rica fuente de información sobre el clima del pasado y aporta herramientas para la predicción de futuros cambios climáticos…[]

Source clarin.com

El Redoubt amenaza a Alaska


El monte volcán entra en erupción cuatro veces en la misma noche

El volcán Monte Redoubt entró cuatro veces en erupción la noche del domingo al lunes cerca de la localidad de Anchorage, la ciudad más grande del estado de Alaska (EEUU), y provocó una columna de humo de 15 kilómetros.

El Observatorio de Volcanes de Alaska (AVO, en inglés) mantiene la alerta roja, ya que según los meteorólogos, las cenizas se extenderán en un radio amplio hacia las localidades más cercanas.

El monte Redoubt, que se encuentra a 150 kilómetros de distancia de la ciudad de Anchorage, tiene un glaciar en su cara norte con un cráter volcánico que había entrado en erupción por última vez en 1990.

Desde enero de este año el AVO ha estado atento a su evolución al registrar una mayor actividad sísmica y temían que el volcán podría entrar en erupción de nuevo en cualquier momento.

La primera erupción se produjo el domingo a las 22:38 hora local (01.38 GMT) y la última a las 5:39 (9:39 GMT) del lunes, según el AVO.

El centro permanece alerta ya que los científicos han advertido que una vez que el volcán entra en erupción la actividad sísmica puede durar días o semanas. El viento alejó las cenizas de la ciudad de Anchorage y las extendió hacia las localidades de Willow y Talkneetna, cerca de Mount McKinley, al norte de las montañas del parque nacional de Denali…[]

Via publico.es

Españoles bajo el hielo


Unos 150 científicos y 30 técnicos españoles permanecen hasta cuatro meses en la Antártida, investigando el ecosistema polar y su deterioro

Experiencia personal de David Tomé, su periplo por el continente helado de la Antártida.

La primera impresión, al amanecer y tras tres días de travesía, es sobrecogedora: solo hay silencio”. Carlos Duarte, oceanógrafo y Premio Nacional de Investigación, recuerda su primer contacto con la Antártida con “una extraña sensación de distancia frente a todo lo familiar”. Aún hoy, la Antártida continúa siendo el lugar más desconocido del planeta.
Con el verano austral por delante, la campaña antártica española acaba de comenzar para indagar en los secretos que esconde el hielo antártico y analizar su relación con el cambio climático.

El Ministerio de Ciencia e Innovación ha dedicado este año unos 15 millones de euros a esta campaña, más 12 a la remodelación de las bases. Sólo en esta campaña participan unos 150 científicos, más 30 técnicos, que permanecerán en las bases entre uno y cuatro meses del verano antártico.

España inició su andadura antártica hace ya más de veinte años. En 1988 se montó la base Juan Carlos I, en la isla Livingston, cerca de la península Antártica, en el noroeste del continente. Al año siguiente se estableció la de Gabriel de Castilla, en la cercana isla Decepción. La creación de los primeros asentamientos estables fue toda una aventura, emprendida por científicos pioneros que se lanzaron a la exploración antártica con pocos medios y aún menos experiencia.

Según Margarita Yela, gestora del subprograma nacional de investigación polar, el desconocimiento sobre este paraje helado es una de las razones para investigarlo. “Las regiones polares son fundamentales para la regulación del clima global”, explica. Estas grandes masas heladas son el motor de las corrientes marinas que regulan el clima del planeta, y que provocan que regiones como el norte de Europa disfruten de inviernos relativamente suaves comparados con otros países de latitudes similares.

La Antártida, y las regiones polares en general, funcionan como un sistema de alerta avanzado o, en palabras de Yela, “como el canario que utilizaban los mineros. Estos pájaros eran los primeros afectados por las emisiones nocivas de gases en la mina. Lo mismo ocurre con las zonas polares: son mucho más sensibles a los cambios que las latitudes medias, y por eso nos sirven como aviso de lo que está pasando”.

Además, la Antártida, por su lejanía de cualquier zona poblada, proporciona una información que está libre de la influencia de núcleos humanos concretos y aporta, según esta investigadora, “unos valores de fondo que sirven de referencia”

Cambios de temperatura

España cuenta, además, con una ventaja añadida, relacionada con la situación de sus bases, en la Península Antártica. Según explica el investigador Francisco José Navarro desde la base Juan Carlos I, en la isla Livingston, “no se ha observado un cambio de temperaturas generalizado en el continente antártico. Sin embargo, en la península Antártica se ha duplicado el aumento de temperatura medio del planeta”.

¿Por qué esta región es tan sensible al cambio global? La razón se encuentra en su latitud, no tan baja como la del resto del continente antártico, y en el hecho de tener costa. Ambos factores provocan que las temperaturas no sean tan extremas como en el interior, por lo que cualquier aumento de las mismas viene acompañado de una disminución del hielo. El problema radica en que esa misma disminución de la capa helada provoca que tanto el agua como la tierra que estaban debajo absorban más energía del sol, retroalimentando así el efecto del calentamiento. Según Francisco José Navarro Valero, profesor del departamento de Matemática Aplicada de la Universidad Politécnica de Madrid, “en los últimos 50 años se ha registrado una disminución del 10% del volumen de hielo” en los glaciares de esta región.

Pero en la Antártida, hacer ciencia significa, además, vivir una aventura. Para empezar, está el paso de Drake, inevitable si se llega por mar y conocido por sus fuertes temporales. “Sólo llegar hasta la Antártida ya es una experiencia”, afirma Juan Manuel Viu, jefe de la base antártica Juan Carlos I. El investigador Miguel Ramos, que lleva 20 años involucrado en campañas de investigación antártica, recuerda: “En los primeros años no había apenas comunicaciones, excepto la radio, cuyo funcionamiento era siempre incierto”.

Hoy en día, sin embargo, la Antártida está cada vez menos aislada. La región es visitada cada año por más de 50.000 turistas, y ésta es la única explotación económica permitida. Javier Benayas, investigador de la Universidad Autónoma de Madrid que estudia el impacto del hombre en el ecosistema antártico, afirma que el gran riesgo del turismo en la Antártida “son los accidentes de barco. Cada vez hay más, a menudo son buques antiguos, y las condiciones climatológicas pueden ser un problema”.

Pero no sólo el turismo es el culpable del deterorio de la Antártida. También lo son las propias bases, acogidas en principio a la estricta normativa medioambiental del Tratado Antártico, pero a quienes nadie vigila ni pide cuentas. Según Benayas, muy probablemente la presión que ejercen las bases permanentes sea mayor que la del turismo, si bien es muy difícil de cuantificar. En los últimos años, en todo caso, varias bases han elaborado planes para respetar el frágil ecosistema antártico que las acoge. Entre ellas, las españolas.

Este año comienza una gran remodelación en la base antártica Juan Carlos I que no sólo dará más espacio y comodidad a los investigadores, sino que también apostará por las energías renovables y la eficiencia energética. La base ha crecido en todo este tiempo de manera desordenada, y ha pasado de acoger a unos 17 investigadores a más de 30. Según Miguel Ramos, “es un poco incómodo porque se han superado las capacidades previstas”. Hay inconvenientes como el complejo acceso al agua, y la falta de espacio obliga a dormir en unos pequeños iglús de fibra de vidrio sin calefacción.

Viento y humedad

Por suerte para los investigadores, las temperaturas en la Península Antártica son bastante benignas durante el verano austral. En este tiempo en el que el sol no llega a esconderse, el termómetro oscila alrededor de los 0ºC. Pero los fuertes vientos y la humedad multiplican la sensación de frío.

Sigue leyendo

Insistirán con la ley de glaciares


El bloque de diputados de la Coalición Cívica anticipó que insistirá con la aprobación de la ley para la protección de glaciares y ambiente periglacial, que fue vetado la semana pasada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Durante el debate que se reiniciará en la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano, luego del veto presidencial, los diputados de la CC buscarán, junto con los otros bloques, lograr los dos tercios necesarios para aprobar nuevamente la ley 26.418, sancionada el año pasado por ambas cámaras parlamentarias.

“El veto presidencial es una muestra más de la política minera de los Kirchner. El gobierno no sólo mantuvo los beneficios económicos e impositivos que tienen las multinacionales mineras, desde la década del 90. Con este veto, las habilita a continuar su actividad, a pesar de la contaminación del agua que están provocando para las generaciones presentes y futuras. El Poder Ejecutivo soslayó la opinión de un premio Nóbel, como el director del IANIGLA y de los legisladores”, sostuvo la diputada de la Coalición Cívica, Fernanda Reyes, integrante de la Comisión de Minería.

Al respecto, la diputada de la CC Susana García, integrante de la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano, sostuvo: “El año pasado, desde el ARI presentamos el proyecto, que fue aprobado por unanimidad en la Cámara de Diputados, y que tiene como objeto inventariar y proteger los glaciares y el ambiente periglacial, es decir, cuidar el agua de todos los argentinos. Por lo tanto, ahora, desde el bloque de la Coalición Cívica, insistiremos con la redacción aprobada por el Congreso”…[]

Via parlamentario.com