Durban se cierra con un acuerdo para salvar la cara


La interminable cumbre del clima de Durban ha demostrado que a los ministros de Medio Ambiente el desafío les viene grande. No está en juego el freno del calentamiento global, sino las relaciones de poder en mayúsculas, entre las potencias que se desvanecen, como la UE y EEUU, y las que emergen: China, India y Brasil. Sobre la mesa no está la reducción de emisiones de CO2, sino el dominio económico del planeta. La enviada india, Jayanthi Natarajan, lo resumió el viernes citando a la exprimera ministra Indira Gandhi para defender su derecho a crecer y emitir más CO2: “La pobreza es el mayor contaminador y el desarrollo es el mayor sanador”. India emite 1,5 toneladas de dióxido de carbono per cápita. China, seis. Alemania, casi diez. EEUU, 18.

El cónclave de la ONU, en el último minuto, luchaba anoche por pasar a la historia como el primero en el que todos los países se subieron a un mismo autobús, aunque sin saber muy bien hacia dónde se dirigía ni a qué velocidad. Han hecho falta 17 cumbres como ésta, 17 años, para acercarse a esa meta, exigida desde hace mucho por la comunidad científica.

Los delegados manejan una vaga hoja de ruta como acuerdo

El borrador de acuerdo que se manejaba al cierre de esta edición establecía una vaga hoja de ruta hacia un futuro “protocolo, instrumento legal u otro resultado legal” de reducción de emisiones en el que estarían por primera vez todos los países, incluidos EEUU y China, responsables de la mitad del CO2 expulsado por el ser humano. Ese acuerdo se empezaría a negociar el año que viene y estaría listo en 2015, para entrar en vigor “desde 2020”. Además, los países manejaban una prórroga del protocolo de Kioto, que expira en 2012. La segunda parte de este tratado, el único vinculante que actualmente controla las emisiones de CO2, estaría en vigor entre 2013 y 2017. Sólo cubre a la UE, Nueva Zelanda, Noruega, Suiza y Australia. Juntos apenas representan el 15% de las emisiones mundiales.

Aida Vila, de Greenpeace, censuraba hoy las tres opciones abiertas para el marco legal del futuro acuerdo climático, al dejar margen para que finalmente no sea vinculante. “Deja elegir entre bueno, regular y malo”, zanjaba. El final de la cumbre estaba previsto para el viernes, pero las diferencias irreconciliables impusieron una prórroga de un día. Al cierre de esta edición, las discusiones continuaban y todo podía saltar por los aires. En las cumbres del clima las decisiones se toman por unanimidad y cualquiera puede ejercer su derecho a veto.

Venezuela y Bolivia, que ya torpedearon las pasadas cumbres, criticaban el nuevo Kioto por su falta de ambición. “Si el segundo periodo de Kioto está vacío, no es por culpa de la UE”, replicaba la comisaria europea de Cambio Climático, Connie Hedegaard, en alusión a EEUU, que nunca se sumó, y a Rusia, Canadá y Japón, que se han negado a asumir nuevos recortes de CO2.

Países desarrollados y emergentes chocan en sus intereses

La presidenta de la cumbre, la surafricana Maite Nkoana-Mashabane, celebró hoy el texto porque ofrece “un proceso legal para todos”, que da la oportunidad de “aumentar la ambición en el futuro”. “No dejemos que lo perfecto sea enemigo de lo bueno”, imploró antes de pedir la aprobación del borrador.

El cónclave de la ONU, en cualquier caso, no llenará el gran agujero de la negociación climática. Con las promesas de reducción de emisiones actuales, la temperatura media del planeta aumentará 3,5 grados hacia 2100. El texto manejado en Durban sólo reconoce la “grave preocupación” por “la importante distancia” entre los compromisos sobre la mesa y el esfuerzo necesario para evitar una subida de 1,5 o 2 grados respecto a los niveles preindustriales. Es el umbral considerado desastroso por la comunidad científica.

“Queremos ambición en la reducción de emisiones y no vemos nada”, lamentaba hoy en los pasillos el negociador maliense Hussen Alfa Nafo. Los países menos desarrollados han peleado hasta el último momento para que, más allá de una hoja de ruta hacia un acuerdo global en 2020, hubiera avances en el recorte de emisiones. Sin éxito. Nadie se ha movido un ápice. Según un estudio del Instituto Ambiental de Estocolmo, muy exhibido en la cumbre por las delegaciones china e india, el anunciado freno voluntario a las emisiones de los países emergentes ya supone una cantidad superior a la ofrecida por los países industrializados, responsables del 75% de las emisiones históricas. En Durban nada ha cambiado. EEUU sólo ofrece un recorte del 4% en 2020 respecto a 1990. La UE, el 20%.

“La pobreza es el mayor contaminante”, señala India

“Cuatro pelagatos”

La prórroga de la cumbre destapó un error infantil de muchas delegaciones, con el vuelo de vuelta a sus países programado para el sábado. Muchos ministros de la UE y de otros países, como Canadá, abandonaron la ciudad surafricana ante la imposibilidad de encontrar otro avión cuando las negociaciones entraban en la fase decisiva y todo estaba por resolver. También se fue hoy por la tarde el grueso de la delegación española, con la secretaria de Estado de Cambio Climático en funciones, Teresa Ribera, al frente. “Lamento tener que irme ahora porque siempre es mejor asistir hasta el final”, declaró. El embajador español en Suráfrica se quedó al mando. “Nos vamos a quedar tres o cuatro pelagatos”, resumía en la cafetería un delegado de un país latinoamericano.

 

La cumbre del clima engendra una vaga hoja de ruta hacia un pacto global en 2020

Por fin se llegó a un acuerdo, pero la interminable cumbre del clima de Durban (Suráfrica) ha demostrado que a los ministros de Medio Ambiente el desafío les viene grande. No está en juego el freno del calentamiento global, sino las relaciones de poder en mayúsculas, entre las potencias que se desvanecen, como la UE y EEUU, y las que emergen: China, India y Brasil. Sobre la mesa no está sólo la reducción de emisiones de CO2, sino el dominio económico del planeta. La enviada india, Jayanthi Natarajan, lo resumió el viernes citando a la exprimera ministra Indira Gandhi para defender su derecho a crecer y emitir más CO2: “La pobreza es el mayor contaminador y el desarrollo es el mayor sanador”. India emite 1,5 toneladas de CO2 per cápita. China, 6. Alemania, casi 10. EEUU, 18.

El cónclave de la ONU, en el último minuto, aprobó a las 5:23 horas del domingo una enrevesada y vaga hoja de ruta hacia un futuro “protocolo, otro instrumento legal o un resultado acordado con fuerza legal” para frenar las emisiones mundiales de CO2. Están todos los países, incluidos EEUU y China, responsables de la mitad del CO2 expulsado por el ser humano. Ese acuerdo se empezaría a negociar el año que viene y estaría listo en 2015, para entrar en vigor “desde 2020”. Es la primera vez que todos los países se suben a un mismo autobús, aunque sin saber muy bien hacia dónde se dirige ni a qué velocidad. Han hecho falta 17 cumbres como ésta, 17 años, para acercarse a esa meta, exigida desde hace mucho por la comunidad científica. La comisaria europea de Cambio Climático, Connie Hedegaard, calificó el resultado de “bueno y fuerte”.

Los ecologistas fueron mucho más críticos, sobre todo con la puerta falsa que podría esconderse detrás de la expresión “resultado acordado con fuerza legal”. Para el director ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, “la mala noticia es que los bloqueadores, liderados por EEUU, han tenido éxito en la inserción de una cláusula fundamental que podría evitar que el próximo gran acuerdo climático sea legalmente vinculante”. EEUU e India, por diferentes razones, pedían esa cláusula.

El plenario ha aprobado una prórroga del protocolo de Kioto

El plenario de la ONU también aprobó una prórroga del protocolo de Kioto, que expira en 2012. La segunda parte de este tratado, el único vinculante que actualmente controla las emisiones de CO2, estará en vigor entre 2013 y 2017 o 2020. La fecha final se decidirá el año que viene en otra cumbre en Catar. Sólo cubre a la UE, Nueva Zelanda, Noruega, Suiza y Australia. Juntos apenas representan el 15% de las emisiones mundiales. Venezuela y Bolivia, que torpedearon las pasadas cumbres, criticaron el nuevo Kioto por su falta de ambición. De momento, no se aprueban nuevos compromisos de reducción de emisiones para el Kioto 2. El plenario sólo “toma nota”.

“Si el segundo periodo de Kioto está vacío, no es por culpa de la UE”, replicó Hedegaard, en alusión a EEUU, que nunca se sumó, y a Rusia, Canadá y Japón, que se han negado a asumir nuevos recortes de CO2.

La presidenta de la cumbre, la surafricana Maite Nkoana-Mashabane, celebró ayer el desenlace de Durban porque ofrece “un proceso legal para todos”, que da la oportunidad de “aumentar la ambición en el futuro”. “No dejemos que lo perfecto sea enemigo de lo bueno”, imploró antes de pedir la aprobación del borrador.

El cónclave de la ONU, en cualquier caso, no llenará el gran agujero de la negociación climática. Con las promesas de reducción de emisiones actuales, la temperatura media del planeta aumentará 3,5 grados hacia 2100. El texto que sale de Durban sólo reconoce la “grave preocupación” por “la importante distancia” entre los compromisos sobre la mesa y el esfuerzo necesario para evitar una subida de 1,5 o 2 grados respecto a los niveles preindustriales. Es el umbral considerado desastroso por la comunidad científica.

La temperatura media del planeta aumentará 3,5 grados hacia 2100

“Queremos ambición en la reducción de emisiones y no vemos nada”, lamentaba ayer en los pasillos el negociador maliense Hussen Alfa Nafo. Los países menos desarrollados han peleado hasta el último momento para que, más allá de una hoja de ruta hacia un acuerdo global en 2020, hubiera avances en el recorte de emisiones. Sin éxito. Nadie se ha movido un ápice.

Según un estudio del Instituto Ambiental de Estocolmo, muy exhibido en la cumbre por las delegaciones china e india, el anunciado freno voluntario a las emisiones de los países emergentes ya supone una cantidad de CO2 superior al recorte ofrecido por los países industrializados, responsables del 75% de las emisiones históricas. En Durban nada ha cambiado. EEUU sólo ofrece un recorte del 4% en 2020 respecto a 1990. La UE, el 20%.

La cumbre también ha servido para avanzar en la arquitectura del Fondo Verde Climático, que deberá alcanzar en 2020 un trasvase anual de 100.000 millones de dólares de los países ricos a los pobres para su adaptación a los efectos del cambio climático. También ha habido avances en otros temas, como la transferencia de tecnología y la gestión forestal. Además, la captura y almacenamiento de CO2 recibe en Durban el aval de la ONU como mecanismo de desarrollo limpio, una decisión muy criticada por los ecologistas, que ven en esta tecnología experimental una perpetuación del modelo energético basado en la quema de carbón.

El Fondo Verde Climático deberá alcanzar en 2020 un trasvase anual de 100.000 millones de dólares

La prórroga de la cumbre destapó un error infantil de muchas delegaciones, con el vuelo de vuelta a sus países programado para el sábado. Algunos ministros de la UE y de otros países, como Canadá y varios en desarrollo, abandonaron la ciudad surafricana ante la imposibilidad de encontrar otro avión cuando las negociaciones entraban en la fase decisiva y todo estaba por resolver. También se fue ayer por la tarde el grueso de la delegación española, con la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, al frente. “Lamento tener que irme ahora porque siempre es mejor asistir hasta el final”, declaró. Doce horas después de su partida, se llegó a un acuerdo.

Greenpeace da la victoria en Durban a los “contaminadores”

La organización ecologista señala como principal culpable del fracaso de la Cumbre del Clima a Estados Unidos

En Durban han ganado los “contaminadores”. Así lo ve al menos la organización ecologista Greenpeace, que señala como principal culpable del fracaso de la Cumbre del Clima a Estados Unidos, al que acusa de “operar claramente a las órdenes de los cárteles del carbono”.

Por otro lado, a la Unión Europea, China e India les dice que deberían unirse al lado de los más vulnerables para hacer progresos reales.

“La mala noticia es que los grandes bloqueadores de Estados Unidos han conseguido insertar una cláusula fundamental que podría fácilmente prevenir que el próximo gran acuerdo climático sea legalmente vinculante”, ha explicado el director ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, quién ha remarcado que, “si esa laguna es explotada podría ser un desastre”.

Estamos muy lejos de donde necesitamos estar para evitar un cambio climático catastrófico

“Los Gobiernos que salen de las conversaciones con la ONU deberían estar avergonzados”, ha señalado Naiddo. “Ellos nos han defraudado y su fracaso se mide en las vidas de los pobres, los más vulnerables y menos responsables de la crisis climática global”, ha añadido.

En el comunicado la organización ecologista señala que la Cumbre de Durban sólo ha consistido en diseñar un plan para recaudar y distribuir el fondo de 100.000 millones de dólares que prometieron hace dos años en Copenhague para ayudar a los países más pobres a adaptarse y mitigar el cambio climático.

“Si bien los detalles de las conversaciones pueden ser complejas, la verdad es simple. Estamos muy lejos de donde necesitamos estar para evitar un cambio climático catastrófico”, indica el comunicado.

www.publico.es

Tierra – La pelicula de nuestro planeta

“Tierra” es un canto a la belleza de nuestro planeta y un recordatorio de la delicada fragilidad del lugar donde vivimos.

Usando el Sol como guía, partimos hacia un apasionante viaje con escala en el Ártico, donde una familia de osos polares se despierta bajo las primeras luces de la primavera en busca de comida antes del deshielo.

A medio mundo de distancia, una elefanta y su cría deben compartir la escasa agua disponible con una orgullosa manada de leones.

Acompañaremos a una ballena jorobada en su migración de 6.000 Km hasta la Antártica durante la cual luchará por mantener a su cría a salvo.

Este viaje inolvidable a través de las distintas estaciones y de la lucha diaria por la supervivencia en nuestro planeta, está rodado con las más novedosas cámaras de alta definición. Desde los increíbles paisajes nunca vistos, hasta los detalles más íntimos de las vidas de nuestras queridas y esquivas criaturas salvajes.

Un extraordinario viaje que sin duda nos dejará sin aliento.

Los autores de la película “Deep Blue” emprenden un fascinante viaje por la Tierra, de norte a sur y a lo largo de las cuatro estaciones, para retratar los contrastes entre las diferentes partes del planeta y sus transformaciones naturales. Las condiciones de supervivencia de algunas especies animales, y su comportamiento natural, en ocasiones con elementos muy cómicos, forman parte también de un extraordinario documental realizado con las más sofisticadas técnicas, al mismo tiempo que la serie televisiva de la BBC Planet Earth. Dirigida por dos veteranos documentalistas de la cadena inglesa, la serie tardó 5 años en rodarse, con más de 200 locaciones en 26 países diferentes, y nada menos que 250 días de fotografía aérea. Un descomunal trabajo que logra mostrar con todo esplendor la belleza del reino animal, al tiempo que alerta sobre su progresivo y preocupante peligro de desaparición.

Curiosidades

La Edición Especial en DVD se ofrece con 2 discos, una que contiene la película y otro en el que se recoge el making off y entrevistas al director, los productores y el músico. Dado el contenido de los mismos esta edición es altamente recomendable.

Para disponer de este excepcional documental fueron necesarios cinco años de producción filmando en 200 localizaciones en 26 países durante 4.500 horas sobre el terreno con más de 40 equipos de especialistas y un presupuesto de 47 millones de dólares.. El resultado ha sido obtener imágenes con técnicas de filmación empleadas por primera vez en el planeta y en concreto:

Aparición de los osos polares, Kong Karls Land, Noruega – La BBC fue la primera en obtener la autorización del Gobierno noruego para acceder a esta zona de cubiles de osos polares – nadie había estado allí en 25 años.
Oso polar cazando sobre el hielo marino en Svalbard, Noruega – Con la tecnología cineflex (aérea), fue la primera vez en captarse una perspectiva única de los osos polares sorteando el hielo marino – imposible de filmar desde tierra.
Lobos a la caza del caribú – Territorios del Noroeste, Canadá – Primera caza completa filmada desde el aire con tecnología cineflex.
Aves del paraíso, Highlands Occidentales, Papúa Nueva Guinea – Los bajos niveles de luz a los que estos pájaros realizan sus exhibiciones en las selvas tropicales de Papúa Nueva Guinea había frenado anteriormente a los realizadores de cine – las funciones con bajo nivel de luz de la nueva tecnología HD permitieron al equipo de Tierra filmarlas en todo detalle.
Cerezos en flor y el cambio de las hojas – No se utilizó CGI en el rodaje de Tierra – todo se hizo mediante la vanguardista fotografía de lapso de tiempo.
Las primeras imágenes aéreas de alta calidad del Himalaya – El avión de reconocimiento del Ejército Nepalés hizo posible el rodaje.
Acceso único a la cadena montañosa del Karakórum, en Pakistán – La cadena cuenta con el mayor número de picos más altos del mundo que cualquier otra parte del planeta.
Los Tepuis en Venezuela – Las aisladas cimas planas que inspiraron el Mundo Perdido de Conan Doyle.
La primera vez que se han utilizado cámaras de súper-alta velocidad fuera de un estudio – Tierra adaptó y adecuó las cámaras de alta velocidad utilizadas en las pruebas de choque para automóviles y balística al trabajo sobre el terreno. Estas cámaras hicieron posibles las secuencias del ataque del tiburón y la caza del guepardo.

Localizaciones

Península Antártica; Argentina; Isla Banks, Canadá; Valle de Danum, Borneo; Valle del Everest, Nepal; Gabón, Golfo de México; Himalaya, Nepal; Japón; Desierto del Kalahari, Botswana; Valle de Kali Gandaki, Nepal; Karakórum, Pakistán; Bosque Kibale, Uganda; Laponia, Suecia; Territorios del Noroeste, Canadá; Delta del Okavango, Botswana; Costa del Pacífico, California, EE.UU.; Rurutu, Polinesia Francesa; Desierto del Sáhara, Níger; Isla Seal, Sudáfrica; Svalbard, Noruega; Reino Unido; Venezuela; Vermont, EE.UU.; Vladivostok, Siberia; Highlands Occidentales, Papúa Nueva Guinea.

http://www.youtube.com/p/32AAE97ED13682F7&hl=es&fs=1

Una respuesta a “Durban se cierra con un acuerdo para salvar la cara

  1. y a vosotros quien os financia?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s