La contaminación llega a los pingüinos antárticos


Investigadores españoles han estudiado la concentración de metales pesados y elementos traza presentes en las plumas de tres especies de pingüinos antárticos. Sus resultados se han publicado este mes en la revista Environmental Pollution, especializada en procesos ambientales y efectos de los contaminantes.

La Antártida es la región más seca, ventosa y fría del planeta, sus condiciones particulares la han mantenido inaccesible para el hombre en el pasado. En la actualidad, este continente podría verse afectado por contaminación a escala global y local, y por tanto, supone un lugar idóneo para el estudio de la influencia de la actividad humana.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Murcia, de la Estación Experimental de Zonas Áridas y del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC, del proyecto PINGUCLIM, han evaluado el impacto que esta creciente actividad produce en el medio antártico, estudiando para ello las especies de pingüinos Adelia, Barbijo y Papúa.

Las concentraciones de diversos elementos como aluminio, cromo, manganeso, hierro, níquel, cobre, zinc, arsénico, selenio, cadmio y plomo se han determinado por una técnica analítica extremadamente sensible y fiable, en las plumas de una muestra de 207 pingüinos, recogidas en ocho localidades distribuidas a lo largo de la península Antártica.

Los resultados reflejan que existe un aumento de la contaminación por metales pesados desde el sur hacia el norte de la península Antártica. Es esta zona donde se concentra la mayor parte de las actividades humanas en la Antártida tanto por el desarrollo de actividad científica como por el incremento en la presencia de turistas. En concreto en las islas Shetlands del Sur es donde se encuentran los niveles más altos de varios elementos tóxicos como el cromo, manganeso, cobre, plomo o selenio en las plumas de los pingüinos.

Estos niveles además son similares a los encontrados en otras regiones del planeta a priori más contaminadas, mostrando que algunas zonas de la Antártida no están exentas de contaminación. La actividad humana a nivel local pero también a través del transporte de contaminantes a nivel global parecen ser los responsables.

http://www.agenciasinc.es

En el Artico

El proyecto PINGUCLIM

El proyecto PINGUCLIM corresponde en realidad a un conjunto de proyectos financiados por el Plan Nacional de I+D desde el año 2003 que tiene como objetivo principal el estudio de los efectos del cambio climático sobre la fisiología de los pingüinos antárticos

El objetivo del proyecto es determinar el efecto del cambio climático sobre la fisiología de tres especies de pingüinos antárticos, pingüino barbijo (Pygoscelis antarctica), pingüino papua (Pygoscelis papua) y pingüino de adelia (Pygoscelis adeliae). En concreto el proyecto se centra sobre el efecto que el cambio climático pudiera ejercer sobre la fauna parasitaria y organismos patógenos de las especies estudiadas y como consecuencia sobre su sistema inmunitario. En el proyecto se analizan asimismo otros efectos que el cambio climático pueda tener sobre la dieta, y a través de ella en los niveles de carotenos, y como consecuenica su efecto sobre la respuesta inmunitaria y rasgos de señalización involucrados en procesos de comunicación intraespecífica o de selección sexual.

La península antártica, que es el área donde se desarrolla el proyecto, es junto con zonas del ártico (Alaska y Groenlandia) uno de los lugares del planeta donde más y más rapidamente han aumentado las temperaturas en los últimos 50 años, con un incremento medio de 2.5ºC.

La hipótesis general se basa en que un incremento de las temperaturas afectará a la distribución, abundancia y virulencia de parásitos y patógenos en la zona que provocará variaciones en la respuesta inmunitaria. Por otra parte el incremento de la temperatura podria afectar al principal componente de la dieta de los pingüinos, el krill (Euphasia superba) lo que podria provocar cambios en diversos aspectos de la biología de los pingüinos, incluido sus tamaños poblacionales.

El proyecto se desarrolla con tres aproximaciones:

a) Aproximación biogeográfica: En ella se llevan a cabo estudios en una amplia zona a lo largo de la península antártica (ver área de estudio) con una gran variabilidad ambiental y diferencias de temperaturas de mas de dos grados entre las areas del norte y las del sur. Con esta aproximación se trata de establecer los patrones de variación en un gradiente natural de variación de temperaturas que nos permitan predecir los cambios esperados ante los escenarios futuros de cambio climático.

b) Aproximación a largo plazo: En ella se analizarán en el plazo de al menos 10 años las variaciones encontradas en distintas variables como la dieta, presencia y abundancia de parástios y patógenos o parámetros fisiológicos (respuesta inmunitaria) que puedan ser debidas a las variaciones esperadas de temperatura en la zona.

c) Aproximación a corto plazo: Se analizan a través de estudios experimentales u observacionales los mecanismos que permitan explicar las relaciones generales encontradas en las anteriores aproximaciones y determinar los efectos de dichas relaciones en la eficiacia biológica de las especies.

http://pinguclim.eeza.csic.es

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s