El vertido del golfo podría afectar a la salud de los ciudadanos


El petróleo causa problemas sanitarios y de seguridad alimentaria

El hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon en el golfo de México el pasado 20 de abril no es sólo el mayor desastre ecológico sucedido en la historia de EEUU. Según un artículo publicado hoy en la revista médica JAMA, supone también una amenaza para la salud de los estadounidenses.

Explican los investigadores de la Universidad de California en San Francisco (EEUU) que la amenaza es directa por inhalación del petróleo o contacto de este con la piel e indirecta por seguridad alimentaria. Por esta razón, los médicos deben familiarizarse con los efectos sobre la salud de los vertidos petrolíferos para “aconsejar, diagnosticar y tratar adecuadamente a los pacientes que viven y trabajan alrededor de la costa del golfo de México o de cualquier otro sitio donde suceda una tragedia de este tipo”.

Compuestos del petróleo


Los autores recuerdan los efectos sanitarios de desastres ecológicos como el del Exxon Valdez. Catorce años después de este vertido, los trabajadores tenían una mayor prevalencia de enfermedades en las vías respiratorias, así como más dolores de cabeza, irritación de garganta y otros síntomas como náuseas y diarreas. En su artículo, los estadounidenses mencionan también el estudio español sobre la salud de los voluntarios que limpiaron el desastre del Prestige, en el que se observó unas defensas más bajas en este grupo de ciudadanos.

Los autores explican que los compuestos principales del crudo son los hidrocarburos aromáticos y alifáticos y que, entre estos, se encuentran compuestos cancerígenos y teratógenos que provocan malformaciones en los fetos de mujeres embarazadas, como el benzeno y el tolueno. La buena noticia es, no obstante, que estos compuestos se evaporan en las horas siguientes a que el petróleo alcance la costa, pero no lo hacen químicos de mayor peso molecular también presentes en el crudo, como el naftaleno “que está clasificado por el Programa Nacional de Toxicología como una causa de cáncer precoz en humanos”, dice el estudio.

Los investigadores creen que los problemas sanitarios del derrame no sólo se derivan del petróleo. “El vertido del golfo es único por la utilización a gran escala de dispersantes para romper la marea negra”, señalan, explicando que dichos dispersantes contienen detergentes, surfactantes y destilados de petróleo. El contacto de la piel con estos componentes puede provocar dermatitis e infecciones secundarias en la piel y también hipersensibilidad cutánea, señalan los autores de la investigación.

www.publico.es

Esta serie de vídeos fue tomada directamente de MSM, MSNBC, ABC, CBS, y Fox News.
Invito aquí a subtituladores para dar a conocer esta importante información y contribuir a que esta mentira no se perpetúe.
Estos vídeos en inglés (muy recientes) nos vienen a decir que ahora se supone que tenemos que creer que “el peor desastre medioambiental en la historia de los Estados Unidos” ha desaparecido, simplemente.
Es decir ahora los medios de comunicación nos piden que creamos que en sólo dos semanas después de que se cerrara la salida del pozo de petróleo, el petróleo vertido en el mar, ese que iba a llegar hasta la corriente del Golfo de México y hacer desaparecer la vida de los océanos, ha desaparecido, se ha disuelto, se ha desvanecido…
¿Gracias al Corexit?
Imposible, pues los expertos saben que, como se pudo comprobar en la catástrofe del Exxon Valdez, el petróleo se mezcla con el Corexit y lejos de desaparecer, se agravan más sus efectos combinados.
No. Ahora pretenden que creamos que el petróleo ha desaparecido porque las aguas del Golfo de México son mucho más cálidas que las del Mar del Norte (o Galicia, supongo donde tuvimos nuestro Prestige) y que este petróleo es más “ligero” que el crudo que se derramó en el Exxon Valdez.
¿Vamos a entender definitivamente ahora que todo ha sido un fraude monumental?
¿O vamos a seguir este juego hasta el final o el comienzo de alguna otra película fraudulenta?
Mientras tanto, la realidad es que se han vertido sobre el Golfo de México, mar adentro y en el interior, más de dos millones de galones de Corexit, un tóxico supercontaminante que fabrica Nalco, una empresa relacionada con Goldman Sachs y Citygroup, entre otros (es decir que la relación directa con los Rothschilds puede observarse a dos leguas de viaje submarino).

Más aun, existen pruebas e indicios que demuestran que BP sigue vertiendo Corexit venenoso al mar, dos semanas después de que supuestamente se sellara el pozo.
Definitivamente, están haciendo una buena limpieza.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s