Un iceberg como media Ibiza se desgaja de Groenlandia


El desprendimiento, de causas desconocidas, es el mayor del último medio siglo en el Ártico

El jueves, alrededor del mediodía, hora de España, una masa de hielo con una superficie similar a la mitad de la isla de Ibiza se desgajó del glaciar Petermann, en el norte de Groenlandia. Es la mayor amputación en el Ártico en el último medio siglo.

El nuevo iceberg, de 260 kilómetros cuadrados, ha quedado a la deriva, aproximadamente a un millar de kilómetros de distancia del Polo Norte, y puede convertirse en un problema para el importante tráfico de buques mercantes en la zona, ya que avanza hacia el estrecho de Nares, que separa Groenlandia de Canadá. El espesor de la isla de hielo roza los 200 metros, prácticamente la misma altura que la Torre Espacio, el más pequeño de los cuatro rascacielos que se han construido en el último lustro junto al Paseo de la Castellana de Madrid.


Riesgo para el tráfico marino

En el estrecho de Nares, la isla de hielo se encontrará con islas reales que poseen un tamaño mucho más pequeño, según el oceanógrafo Andreas Muenchow, de la Universidad de Delaware (EEUU), primero en dar el aviso. El iceberg recién nacido podría entonces convertirse en hielo permanente y bloquear el canal o podría romperse en pedazos más pequeños a medida que sea empujado hacia el sur por las corrientes oceánicas, especula el profesor. Desde allí, el iceberg recorrería la costa de la isla de Baffin, la mayor de Canadá, y de la región de Labrador hasta alcanzar el Atlántico en un plazo de apenas dos años.

“Nadie sabe por qué se ha repetido otro desprendimiento tan grande ahora”

Según explica Muenchow a Público, el iceberg será inofensivo para el tráfico marino en 2010, “pero quizá en uno o dos años, cuando esta pieza o sus segmentos ingresen en el Atlántico”, se convertirá en un peligroso obstáculo. “Además, hay campos petrolíferos en la costa de Labrador y las compañías que los operan tendrán que vigilar de cerca lo que ocurra cuando el hielo entre en la región”, añade Muenchow. No obstante, no es alarmista: “Hay varios miles de icebergs que han pasado cerca de estos campos sin causar daños y, además, este está por lo menos a un año de camino”.

2010 va camino de convertirse en el año más caluroso desde que empezaron los registros, en 1850. Sin embargo, el investigador de la Universidad de Delaware no señala al cambio climático. “No se puede hablar de los efectos del calentamiento global en este caso específico, porque sólo tenemos datos de temperatura y salinidad en el agua de la zona desde 2003. Si hay que buscar algún culpable, de momento sólo podemos apuntar a las leyes de la física”, sostiene.

Agua para 120 días

Muenchow, que ha observado el desprendimiento gracias a los datos enviados por el satélite Aqua de la NASA, asegura que el volumen del iceberg es tan grande que podría aportar todo el agua de grifo necesaria en EEUU durante 120 días. La última vez que se produjo una ruptura similar en el Ártico fue en 1962, cuando un iceberg de unos 600 kilómetros cuadrados se separó de la plataforma Ward Hunt, en la isla de Ellesmere, la más septentrional del archipiélago ártico canadiense. Algunos de sus pedazos quedaron entonces atrapados entre las islas del estrecho de Nares.

“Nadie sabe por qué se ha repetido otro desprendimiento tan grande ahora. Todo depende de detalles como las fuerzas de las corrientes o la transmisión al hielo del calor de la atmósfera, poco importante aquí, y del océano, muy relevante”, subraya.

www.publico.es

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s