El calentamiento puede llevar el caos a los océanos


El primer mapamundi de la biodiversidad marina muestra que la temperatura dicta la distribución de los animales oceánicos. El termómetro subirá dos grados hacia mitad de este siglo

Dice el biólogo colombiano Camilo Mora que, en una ocasión, vio en la CNN al ex presidente de EEUU George W. Bush pescando un pez típico de Florida en aguas de Nueva York. La especie, inédita tan al norte, había emprendido un viaje de casi 1.400 kilómetros impulsada por algo que la estaba expulsando de su hábitat. Y el fenómeno se repite en otros puntos del planeta. Ahora, Mora, investigador de la Universidad canadiense de Dalhousie, cree haber identificado al principal culpable.

El científico presenta hoy en la revista Nature el primer mapamundi de la distribución de la biodiversidad marina. El trabajo ha sido titánico. Los autores han analizado dónde viven unas 11.000 especies de animales oceánicos, desde el diminuto zooplancton hasta los enormes tiburones y ballenas. Y su conclusión es alarmante: la temperatura del mar dicta la posición de la mayor parte de las especies en el planeta. Otros factores, como la contaminación y la sobrepesca, desempeñan un papel mucho menor. “Con el calentamiento global, podemos esperar cambios dramáticos”, alerta Mora. Si se cumplen sus temores, la temperatura media de la superficie del océano habrá aumentado dos grados en 2050. Y este cambio descuajaringará el orden de las profundidades.

Algunas especies huirán del calor en las regiones ecuatoriales, y se toparán con nuevos depredadores en aguas más frías. Otras llegarán a zonas en las que no tengan presas que llevarse a la boca. En general, los animales de aguas calientes se multiplicarían. Los de aguas frías, comenzarían su declive.

Refugios amenazados

“Nuestra segunda conclusión es que los puntos con mayor biodiversidad están concentrados en áreas con impactos humanos muy altos”, detalla Mora. Los grandes santuarios de animales marinos del planeta, allá donde se refugia un mayor número de especies, están atacados por la contaminación y la sobrepesca. Las especies costeras, como los corales y los peces que viven en los arrecifes, se disparan en el sureste asiático. Las especies de aguas abiertas, como los atunes y las ballenas, se distribuyen de manera más amplia en las latitudes medias, alrededor de los trópicos de Cáncer -la línea imaginaria que cruza México, Argelia y Bangladesh- y de Capricornio -Brasil, Suráfrica y Australia-. Según los autores, en estas zonas se concentran las amenazas.

Mora, tras un año trabajando, está de vacaciones en las islas Bahamas. “Es increíble la cantidad de corales muertos que he visto aquí”, narra por vía telefónica a Público. Los corales, animales de poco más de un milímetro que se agrupan formando colonias de cientos de kilómetros de longitud, son los centinelas del océano. Y hace años que dieron la voz de alarma. “El 90% de las especies de corales viven en su límite de tolerancia, que es una temperatura marina de 32 grados en muchos casos. Si se alcanzan los 34 grados, muchas especies no van a poder vivir con ello”, advierte Mora.

Cuando el termómetro brinca por encima del umbral tolerado por los corales, estos expulsan las algas microscópicas que les sirven de alimento. Finalmente, los animales mueren, provocando una carambola mortífera. La destrucción de los arrecifes implica la desaparición de los pequeños peces que viven en ellos. Y las especies de mayor tamaño también se quedan sin sus presas.

El principal autor del mapamundi de la biodiversidad marina, Derek Tittensor, subraya que la temperatura media del océano ya ha subido respecto a la época en la que el ser humano no quemaba carbón y petróleo a toda máquina: “Unos 0,38 grados desde 1899”. La desviación parece insignificante, pero los efectos son visibles y preocupantes. Algunas especies presentes en aguas británicas, por ejemplo, han comenzado a “moverse más hacia el norte, a una velocidad de 2,2 kilómetros cada año”, según explica Tittensor.

Llamada a la acción

“Limitar el alcance del calentamiento del océano y mitigar múltiples impactos humanos podría ser de gran importancia para asegurar la biodiversidad marina en el futuro”, avisan los autores en Nature. Otra voz que pide un mayor compromiso a los líderes mundiales, que no consiguieron llegar a un acuerdo útil en la pasada cumbre del clima de Copenhague.

Con los recortes de emisiones de CO2 que han propuesto los países industrializados, la temperatura de la atmósfera aumentaría entre tres y cuatro grados de media hacia final de siglo. Muchas especies desaparecerán. Otras tendrán que hacer la mudanza.

Mientras tanto en España….

En 2100 Madrid sufrirá el calor de Sevilla y esta el de Arizona

Las temperaturas máximas en la península aumentarán hasta seis grados este siglo

Los datos son viejos y ya fueron adelantados por Público en diciembre. Las temperaturas máximas en la península Ibérica se incrementarán entre tres y seis grados respecto a los valores de referencia (1961-1990) hacia el final del siglo, en el periodo 2071-2100, según las nuevas proyecciones elaboradas por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). “Madrid será Sevilla y Sevilla será Tucson (Arizona)”, según ilustró ayer el presidente del organismo, Ricardo García Herrera, en la presentación del informe.

Sin embargo, la noticia no está en los datos, sino en el método. La agencia ha empleado los mejores modelos matemáticos disponibles para ver el futuro de España y confirman el aumento de la temperatura y la tendencia a la reducción de las precipitaciones ya anunciados en estudios anteriores. “La nueva generación de modelos confirma lo que ya sabíamos”, dijo García Herrera, satisfecho por hacer frente a las críticas de los escépticos contra los anteriores modelos.

En algunas comunidades, como Madrid, las temperaturas máximas se podrían disparar hasta siete grados, en el peor de los escenarios. El patrón de lluvias en la península, en cambio, no se modificará de manera significativa en la primera mitad del siglo, aunque hacia 2100 podrían caer entre un 15% y un 30%. “Si no hacemos nada, vamos hacia un cambio dramático para nuestros nietos, pero no hay que ser catastrofistas”, apuntó el presidente de AEMET.

La secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, auguró efectos nefastos de este cambio climático sobre algunas actividades económicas, como la agricultura y la hostelería. “En la Comunidad Valenciana, si la temperatura en verano aumenta demasiado, a lo mejor hay que cambiar la estación turística”, advirtió. Sin embargo, Ribera subrayó en varias ocasiones que la situación es, de momento, reversible.

Las proyecciones en las 17 comunidades autónomas, disponibles en la web de la agencia, están basadas en el escenario futuro más probable: que las emisiones mundiales de CO2 se mantengan sin desbocarse ni recortarse de manera drástica. “Estas proyecciones dependen de lo que hagamos hoy. No es que sean irreales, es que debemos trabajar para reducir las emisiones y no llegar a estos valores”, aseguró Ribera.

Según los nuevos modelos, la oscilación térmica diaria aumentará hacia final de siglo. Por el día, hará más calor. Y por la noche también, pero menos. En el caso de las temperaturas nocturnas, el incremento estaría comprendido entre dos y cinco grados, una horquilla ligeramente inferior a la máxima diurna.

www.publico.es

La sexta fase de extinción. ¿Nos encontramos realmente ante esta faceta de crisis? PLANETA TIERRA: EL FUTURO presenta imágenes de la gacela de Mongolia en su última migración espectacular en tierras asiáticas. ¿Por qué no se consiguieron grabar también imágenes del antílope saiga como se hizo hace 15 años para otra espectacular serie? La respuesta es porque el saiga se encuentra en serio peligro de extinción. Martyn Colbeck y el experto en antílopes saiga, Dr. Milner-Gulland, explican el por qué en este programa. También descubrimos que existe otro grave problema en las tierras altas de Etiopía, en donde la población ha usurpado las montañas, forzando a las especies a huir hacia los picos restantes. Por otra parte, los osos polares que intentaban cazar a una morsa en otro episodio de Planeta Tierra, se sienten hambrientos. Ello se debe a que el clima caldeado está reduciendo los islotes de hielo en los que los osos polares cazaban habitualmente a las focas. ¿Pero existe realmente un problema? Ahmed Djoghlaf, secretario ejecutivo del grupo de las Naciones Unidas sobre diversidad biológica, nos explica el índice de extinción. El líder de la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Riqueza y los Recursos Naturales), sin embargo, argumenta que no tenemos una idea muy clara de cuántas especies realmente existen. Por último, veremos cómo la contribución del profesor Edward Wilson radica en la importancia de los insectos. ¿Cómo seleccionamos a las especies que realmente queremos mantener?, ¿por qué debemos hacer lo imposible para salvar a una especie en peligro de extinción?, ¿por qué debemos salvar al oso panda? Este episodio contesta a todas estas preguntas gracias a la intervención de reconocidos expertos sobre el tema

¿Cuánto terreno permanece en estado puro y salvaje? Russell Mittermeier, de la institución de Conservación Internacional, asegura que en el planeta todavía existe un 40% de terreno en estado puro y salvaje. ¿Pero puede este porcentaje garantizar un entorno seguro para algunos animales como por ejemplo los elefantes presentados en Planeta Tierra? ¿Cuánto territorio puro y salvaje necesitamos y con qué rapidez está desapareciendo? Los bosques de Bialowieza de Polonia, los últimos de Europa, están dejando de existir a marchas forzadas. ¿Qué los amenaza? Este episodio discute el problema del incremento de la población humana a la vez que descubre cómo un número reducido de personas o corporaciones, está generando un enorme impacto en lugares como la tundra ártica y el desierto de Gobi. Pero… ¿por qué el territorio en estado puro y salvaje es tan importante?, ¿qué es lo que hace por nosotros? James Lovelock y Jonathan Porritt contestarán a estas preguntas. Aún cuando no hay gente alrededor, el territorio en estado puro y salvaje cambia por los efectos climáticos. ¿Cómo podemos asegurar nuestra propia supervivencia y la del territorio que nos rodea? Todo indica que probablemente nos tendremos que involucrar…

Actualmente, el mundo de la conservación está pasando por una etapa de reflexión y reorganización de ideas. Ha llegado el momento de pensar cómo seguir adelante, sobre todo teniendo en mente el incremento poblacional que sufrirá el planeta próximamente. Este episodio presenta imágenes sorprendentes de las ballenas jorobadas, una exitosa historia de conservación y lucha. Las campañas “Salvar al panda”, “Salvar a las ballenas” y “Salvar la selva” también nos resultan muy familiares, pero… ¿se ha conseguido algo gracias a ellas? El programa también analiza los errores del pasado. Así, por ejemplo, imágenes de archivo de la BBC muestran cómo en el Parque Nacional de Nairobi se excluía a los nativos de los proyectos de conservación. Hoy en día, sin embargo, todos ellos son considerados y tenidos en cuenta. Detrás de las estrellas de Planeta Tierra, como por ejemplo el leopardo de las nieves, se esconden proyectos que benefician a la población local brindándoles un medio para subsistir. ¿Cómo puede encajar la conservación en un mundo dominado por la economía y el desarrollo?, ¿en qué punto el eco-turismo cruza el límite de lograr un beneficio real para la vida salvaje? Finalmente, este episodio analiza el papel que desempeñan las religiones a la hora de promover un acercamiento moral y ético a nuestro mundo. El Arzobispo de Canterbury tendrá que contestar a la pregunta de si debemos reconsiderar nuestra actitud en relación con el mundo natural…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s