Mareas negras


La catástrofe del golfo de México ha puesto en evidencia el peligro de las plataformas petrolíferas en alta mar

“Catástrofe nacional”. Así ha calificado el Gobierno de EE.UU. a la marea negra que sufre este país y que lleva camino de convertirse en el peor accidente ambiental de su historia. La plataforma petrolífera siniestrada en el golfo de México ha mostrado los riesgos de este tipo de extracción, de la que España no se halla a salvo. Las consecuencias de un vertido de crudo, en especial en un frágil ecosistema de gran biodiversidad, pueden ser muy nocivas y durar décadas. Las tareas de recuperación son muy costosas y no restablecen del todo la situación original. Para evitar estos accidentes, algunos expertos reclaman cambiar de sistema energético y más medidas de seguridad.

La plataforma Deepwater Horizon, perteneciente a la compañía British Petroleum (BP), explotó el 22 de abril a unos 75 kilómetros de la costa de Louisiana, en el golfo de México. A medida que se conocen más datos, se cree que el escape es diez veces mayor de lo que parecía al principio.

Fotografias Creditos NASA

La petrolera BP ha admitido que el pozo averiado podría arrojar unos 9,6 millones de litros de crudo diarios. Esta cantidad podría convertir a esta marea negra en la peor de la historia de EE.UU. El Gobierno ya lo ha calificado como “catástrofe nacional”.

BP aseguraba en 2009 que un accidente en el golfo de México era “muy poco probable o imposible”

España no está libre de poder sufrir este tipo de impacto ambiental. En la actualidad, hay concesiones de explotación o exploración de hidrocarburos en distintas zonas de la costa cantábrica, mediterránea, el golfo de Cádiz y Canarias, como señala un mapa del Ministerio de Industria (MICYT).

El accidente del golfo de México ha puesto en evidencia la seguridad de las plataformas petrolíferas. BP envío al Gobierno de EE.UU en 2009 un análisis de impacto ambiental en el que afirmaba que un accidente que pudiera dañar el litoral, las costas y la fauna de los estados del golfo de México era “muy poco probable o imposible”. Además, los responsables de las plataformas de esta zona aseguran contar con la experiencia y los medios técnicos más avanzados del mundo. Por ello, el desastre pone en una situación delicada a los defensores de extraer petroleo en mar abierto frente a las costas estadounidenses, una posibilidad que se ha debatido en los últimos años con más intensidad.

El Gobierno estadounidense ha señalado que BP tendrá que hacer frente a los gastos que se deriven del vertido. Se estima que el costo de la operación de arreglar el pozo y de combatir los daños causados ascenderá a más de 3.000 millones de dólares. Desde el Gobierno también se ha señalado que no se permitirán nuevas zonas de perforación, al menos, hasta después de revisar el derrame.

La catástrofe también se ha cobrado víctimas humanas. En la explosión murieron once operarios, que se suman a las 688 personas que han perdido la vida en accidentes de plataformas petrolíferas marinas en los últimos 30 años. Todavía no se ha dado una versión oficial de las causas, pero se cree que podría haber sido una explosión de gas inflamable, al igual que en la mayoría de los 858 incendios ocurridos desde 2001 en las plataformas del golfo de México.

Cada año se derraman al mar unos tres millones de toneladas de crudo, según José Santamarta, responsable del Instituto World Watch en España. Los vertidos de hidrocarburos al medio marino son una de las principales amenazas para los ecosistemas y las especies que habitan en ellos. Así lo aseguran los responsables de la organización conservacionista Oceana, que recalcan que su negativo impacto ambiental puede durar hasta 100 años.

El golfo de México, zona afectada por la explosión de la plataforma petrolera Deepwater Horizon, es un ecosistema con un alto valor ecológico. Los expertos de la organización WWF estiman que entre 400 y 600 especies están en peligro, como cetáceos, delfines, tortugas o aves migratorias (por el delta del Misisipi pasan cada primavera unos 500 millones de aves). Además ha ocurrido en uno de los peores momentos para estos animales: es una zona esencial de descanso en la invernada de casi las tres cuartas partes de aves acuáticas y es la época más importante de nidificación.

Los vertidos de hidrocarburos al medio marino son una de las principales amenazas para los ecosistemas y las especies que habitan en ellos

Especies amenazadas como el atún rojo podrían quedar aún más al borde de su desaparición. Este ecosistema proporciona además la mitad de gamba desembarcada en EE.UU. y el 40% de sus ostras. Las autoridades han prohibido las prácticas pesqueras en el delta del Misisipi hasta nueva orden. La zona todavía no se había restablecido por completo de las consecuencias de los huracanes Katrina, Rita y Gustav.

En función de las corrientes marinas y el estado del mar, la mancha de petroleo podría llegar a zonas de especial interés ecológico, como manglares, sargazos y arrecifes de coral de los Cayos (Florida), Miami o Fort Lauderdale.

En la costa, el vertido causa importantes daños. El crudo se impregna en las rocas y en los ecosistemas tanto de la superficie como del fondo, y su retirada total es muy complicada, por no decir imposible. Sus efectos tóxicos pueden durar decenas de años.

Los organismos marinos, en especial, los que viven fijos en el fondo, absorben el hidrocarburo tóxico que se bioacumula: la contaminación llega magnificada a los seres vivos superiores de la cadena alimenticia, como el ser humano, que se encuentra al final de ella.
La catástrofe del golfo de México ha puesto en evidencia el peligro de las plataformas petrolíferas en alta mar

Cómo combatir y evitar las mareas negras

– Imagen: NASA –
Ante una marea negra, el tiempo juega en contra, de manera que una reacción inmediata es esencial. En el caso del accidente del golfo de México, se llevan a cabo diversas medidas. Los técnicos de BP trabajan a destajo para cerrar el pozo accidentado, a unos 1.500 metros de profundidad, con submarinos y brazos robotizados. Se ha previsto la instalación, por primera vez en la historia, de una gigantesca estructura metálica en la zona de escape para contener el vertido.

Se debería seguir el principio de “quien contamina paga” para que se apliquen los costes reales del petroleo

Mientras tanto, cientos de barcos y aviones se esfuerzan para mantener a raya la mancha en la superficie del mar. La Guardia Costera ha extendido barreras flotantes de contención en el agua para absorber el petróleo y tratar de impedir que el crudo contamine la costa. Se utiliza también un nuevo sistema, que consiste en recoger el crudo de la superficie y aplicar unos nuevos productos para disolverlo. Por su parte, se realiza un seguimiento de la mancha vía satélite, como muestra la NASA.

www.consumer.es

BP relies on _top kill_ as it still fails to stop oil spill

The U.S. Government says it won’t take over oil clean-up operations in the Gulf of Mexico from BP. Washington had criticised the oil giant for being too slow in its crisis management efforts. BP is pinning its hopes of stopping the gusher on yet another technique never tested 1,500 metres underwater: a ‘top kill’ in which heavy mud and cement would be shot into the blown-out well to plug it up. At least 23 million litres of crude oil have spewed into the Gulf, according to a Coast Guard and BP, though some scientists say they believe the spill has already surpassed the 42 million litre 1989 Exxon Valdez oil spill off Alaska as the worst in US history.

Canal Actualidad

Oil Gushing in Gulf Changes Color

Live video of the Gulf of Mexico oil spill shows the underwater plume getting significantly darker. A top oil engineering expert says that suggests heavier, more-polluting oil is spewing out. (May 25)

Associated Press

Anuncios

2 Respuestas a “Mareas negras

  1. Pingback: Mareas negras | rssMéxico.info

  2. Es correcto y para sustituir la cantidad fuerte de energía por las plantas Nucleares, tenemos la energía Geo Rotacional, la que es económica, rentable, ecológica, afín a la naturaleza de la Tierra. y este es una propuesta avanzada más que pretender sacar energía por la olas, por las corrientes marinas, o por temperatura, que es unos de los estudios que ha comenzado la NASA a estudiar vean.
    Me siento con optimista, la NASA esta estudiando el calor de los mares y las mareas, para producir energía, esta existe pero no es comparable a la energía Geo Rotacional, producida por la rotación de la Tierra. …

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s