Florida declara el estado de emergencia por la marea negra


La petrolera British Petroleum (BP) asumirá todos los costes económicos producidos como consecuencia de la fuga de crudo

El gobernador de Florida, Charlie Crist, ha decretado el estado de emergencia ante la amenaza directa que representa para la costa noroeste del estado la “marea negra” que ha alcanzado ya el estado de Luisiana.

Concretamente, Crist proclama el estado de emergencia para Panhandle en los condados costeros de Escambia, Santa Rosa, Okaloosa, Walton y Bay. “Debemos tomar las precauciones oportunas para proteger nuestros recursos naturales, playas y otros ecosistemas costeros, así como el bienestar general del estado”, expresó el gobernador en un comunicado.

El político pone de relieve que “la mancha negra se está moviendo en general hacia el norte, y esto supone una amenaza para todas la costa de Florida”.

Por su parte, la petrolera British Petroleum (BP), ha informado que asumirá todos los costes económicos producidos por la catástrofe. Así lo ha comunicado Tony Hayward, director de la compañía, quien además admite que “el desastre trunca planes futuros de abrir nuevas áreas de perforación en la costa EE.UU”.

“En primer lugar debemos limpiar completamente el fuel de la costa, y luego, atenderemos a la gente para que pueda reclamar los daños que les ha ocasionado la catástrofe”, explica Hayward. Además, el directivo de la compañía promete “una flotilla de 80 buques y varios aviones para frenar la expansión de la mancha”.

La mancha de fuel

Las primeras oleadas del crudo derramado en el Golfo de México comenzaron a manchar ya los islotes exteriores del delta del Río Misisipi, según recoge la prensa local.

La extensión de fuel llegó a un refugio de especies protegidas y una zona de cultivos pesqueros en la costa de Luisiana, mientras se redoblaban los esfuerzos en uno de los peores desastres en la historia de Estados Unidos.

La contraalmirante de la Guardia Costera, Sally Brice-O’Hara, dijo en la televisión que la respuesta del gobierno federal a la explosión, incendio y hundimiento de una plataforma de exploración petrolera “ha sido rápida y sostenida”.

El canal de televisión de Luisiana WWLTV dijo que se temía que las barreras instaladas para impedir la llegada del crudo y proteger las playas tendrían poco éxito debido a que en las últimas horas las olas en la zona alcanzaban más de un metro y medio de altura.

Además, el Servicio Meteorológico Nacional pronostica que los vientos del sudeste a unos 32 kilómetros por hora continuarán al menos hasta el sábado, y las proyecciones de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera indican que la mancha de petróleo podría ingresar mañana en las bahías Breton y Chandeleur, unos 80 kilómetros al sudeste de Nueva Orleans.

El Gobernador de Luisiana, Bob Jindal, declaró ayer el estado de emergencia en la región costera y ha pedido fondos al Departamento de Defensa de Estados Unidos para desplegar 6.000 soldados para limpiar la mancha de petróleo.

El vertido comenzó el pasado día 20 tras una explosión e incendio de una plataforma de British Petroleum que, tras hundirse, comenzó a derramar miles de barriles de crudo. La plataforma Deepwater Horizon, que se encontraba a unos 75 kilómetros de la costa, se incendió y se hundió dos días después.

Fuentes oficiales indicaron que en estos momentos el pozo submarino donde se encontraba la plataforma está derramando diariamente unos 5.000 barriles de petróleo, cinco veces más de lo que se creía inicialmente.

La Administración, movilizada
Ante la situación el presidente de EE.UU., Barack Obama, ordenó que la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, el secretario de Interior, Ken Salazar, y la administradora de la Agencia de Protección Ambiental, Lisa Jackson, viajen hoy a la costa del golfo 4

Un comunicado de la Casa Blanca indicó que inspeccionarán las operaciones dirigidas a minimizar el peligro ambiental en las áreas afectadas. También recorrerán la zona por vía aérea para supervisar las tareas de contención que puso en marcha BP.

Además, recibirán un informe sobre las pesquisas acerca de la explosión que causó la muerte de 11 trabajadores que se encontraban en la plataforma el pasado día 20

El escape de petróleo sobre el golfo de México es cinco veces mayor de lo que se pensaba

La Guardia Costera de EEUU ha informado de que ha encontrado un nuevo escape y que sale cinco veces más petróleo que lo que se estimó en un primer momento

El escape de petróleo tras la explosión registrada la semana pasada en la plataforma petrolífera Deepwater Horizon es mucho mayor de lo que se creía en un principio.

La Guardia Costera de EEUU ha informado de que ha encontrado un nuevo escape y que sale cinco veces más petróleo que lo que se estimó en un primer momento.

La Guardia Costera de EEUU empezó ayer a quemar parte de la mancha de petróleo que se está extendiendo por el golfo de México.

Esta medida trata de evitar que el vertido llegue a zonas de alto valor ecológico en el delta del Misisipi. La plataforma, propiedad de la petrolera británica BP, explotó y se derrumbó la semana pasada. Según las autoridades, el vertido podría convertirse en uno de los peores desastres ecológicos en la historia del país, ya que, desde el accidente, el pozo vierte casi 200.000 litros de crudo al mar cada día.

El Gobierno del presidente Barack Obama anunció el martes la apertura de una investigación exhaustiva sobre las causas de la explosión, en la que tres trabajadores resultaron heridos graves y once se encuentran desaparecidos. Su búsqueda se suspendió el pasado viernes. Los responsables de la investigación, ordenada por el secretario del Interior, Ken Salazar, y la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, tendrán competencias para emitir citaciones, celebrar audiencias públicas y exigir la comparecencia de testigos.

BP ha intentado sin éxito acabar con el vertido mediante ocho submarinos manejados por control remoto. En 2009, BP tuvo que pagar una multa de más de 65 millones de euros debido a unas mejoras de seguridad ineficaces realizadas tras una explosión que tuvo lugar en la refinería Texas City en la que murieron 15 personas.

www.publico.es

El Gobierno de Estados Unidos declaró hoy como catástrofe de “envergadura nacional” el vertido de petróleo en el Golfo de México frente a las costas del estado de Luisiana, a las que la marea negra podría llegar mañana, viernes.

La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, compareció hoy en la Casa Blanca junto a otras autoridades para informar de la respuesta del Gobierno estadounidense ante este desastre, que comenzó el 20 de abril con la explosión de una plataforma y que amenaza con ser el más grave de la historia de EEUU.

El presidente de EEUU, Barack Obama, por su parte, ha ordenado que se movilicen más recursos para hacer frente “de manera intensa” al vertido, informó el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Napolitano explicó que el accidente ha sido declarado como un desastre de importancia “nacional” para que el Gobierno tenga capacidad de movilizar más recursos para hacer frente a la catástrofe.

El Ejército estadounidense ya participa en las tareas para intentar controlar el vertido.

“Usaremos todos los activos disponibles” para tratar de solucionarlo, dijo Napolitano, ante la posibilidad de que la mancha de crudo pueda llegar a las marismas de Luisiana el viernes.

La secretaria de Seguridad Nacional insistió en que Bristish Petroleum (BP), propietaria de la plataforma petrolera que explotó y se hundió, “es responsable de los costes que impliquen las tareas de limpieza” de la marea negra.

Los responsables del servicio de Guardia Costera informaron en la conferencia de prensa que la multinacional británica está poniendo todos los medios a su alcance para frenar el desastre ecológico en el Golfo de México.

“Estamos preparados para el peor de los escenarios”, declaró en la misma comparecencia Sally Brice O’Hare, contraalmirante de la Guardia Costera, quien hizo hincapié en que se trabaja a contrarreloj para evitar que esta catástrofe “se convierta en otro Exxon Valdez”, el petrolero que vertió millones de toneladas de crudo en Alaska en 1989.

www.abc.es

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s