Energía solar: Limpia e inagotable


Se denomina así a la energía que se extrae del Sol, es decir de la radiación (luz) que proviene de él.

Puede obtenerse de dos modos: térmica o eléctrica (fotovoltaica). A su vez la térmica se divide en grupos según la temperatura que se alcanza: alta, media y baja, que determina el uso que puede darse a la energía obtenida.

Forma de obtención de energía solar a través de dispositivos semiconductores que al recibir radiación solar se excitan, provocan saltos electrónicos y una pequeña diferencia de potencial tipo diodo en sus extremos. El acoplamiento en arreglo serie de varios de estos diodos ópticos permite la obtención de voltajes mayores en configuraciones muy sencillas, y aptas para pequeños dispositivos electrónicos. A mayor escala, la corriente eléctrica continua que proporcionan las placas fotovoltáicas se puede transformar en corriente alterna e inyectar en red, operación que es poco rentable económicamente y que precisa todavía de subvenciones para su viabilidad. En entornos aislados, donde se requiere poca corriente eléctrica y el acceso a la red está penalizado económicamente por la distancia, como estaciones meteorológicas o de comunicaciones, se emplean las placas fotovoltaicas como alternativa económicamente viable.

Es la utilización de la radiación solar para el calentamiento a baja temperatura de agua (o eventualmente otros fluidos), destinada a uso como agua caliente sanitaria o calefacción. Adicionalmente puede emplearse para alimentar una máquina de refrigeración por absorción, que emplea calor en lugar de electricidad para acondicionar el aire.

Los usos de calefacción o refrigeración son menos rentables puesto que las temperaturas que requieren se obtienen en los colectores con rendimientos muy bajos, y las demandas de energía exigen una superficie de colectores grande. Además la producción de calor (especialmente para uso de calefacción) sigue una curva contraria a la demanda (a mayor necesidad menos energía solar). Sin embargo la preparación de agua caliente para usos sanitarios (y otros usos industriales) es muy efectiva, hasta el punto que se está haciendo obligatorio el uso de colectores en la construcción nueva en muchos municipios españoles.
Una instalación de energía solar térmica consta de un conjunto de colectores, generalmente fijos en sus tres ejes, por las que discurren unos tubos que se exponen de esta forma a la radiación solar. Las características constructivas responden a la minimización de las pérdidas de energía una vez calentado el fluido que transcurre por los tubos, por lo que se encuentran aislamientos a la conducción (vacío u otros) y a la rerradiación de baja temperatura. El circuito se completa con un sistema de bombeo natural o forzado, uno o varios almacenes para desacoplar el consumo a la producción y generar inercia térmica en el sistema, y los mecanismos de control y conducción necesarios. En ocasiones el sistema está apoyado por una caldera de combustible fósil o de calentamiento eléctrico para suplir la falta de energía que puede darse, en ciertos momentos, por en la acción del sol.

Además de su uso como agua caliente sanitaria, calefacción y refrigeración (mediante máquina de absorción), el uso de colectores solares térmicos ha proliferado para el calentamiento de piscinas exteriores residenciales, en países donde la legislación impide el uso de energías de otro tipo para este fin.

Documental Energía solar: Limpia e inagotable

Una vez más la energía solar se encuentra en el foco de atención ante la preocupación por el calentamiento global y los precios fluctuantes de otras fuentes de energía. ¿Puede la energía solar demostrar su viabilidad a gran escala y competir con otras energía renovables? National Geographic ha viajado por distintos lugares del mundo para mostrarnos las nuevas y gigantescas instalaciones que aprovechan el potencial energético del Sol, las últimas investigaciones y los avances tecnológicos más punteros, y todo ello sin olvidar el mayor de los obstáculos al cual se enfrenta esta tecnología: ¿qué hacer cuando el Sol no brilla?

Docuciencia.es

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s