UE y Brasil finalizan cumbre sin avances en lucha contra cambio climático


La UE y Brasil cerraron el martes su cumbre en Estocolmo con un ‘statu quo’ sobre las negociaciones para un acuerdo planetario contra el cambio climático, señal de que persisten las diferencias entre ricos y emergentes sobre el esfuerzo que debe asumir cada uno, a dos meses de la cita de Copenhague.

El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula Da Silva, recibido por el primer ministro sueco y presidente de turno de la UE, Fredrik Reinfeldt, y por el jefe de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, exigió que sean los países grandes emisores de dióxido de carbono, como Estados Unidos, quienes se comprometan con las mayores reducciones.

“Cada país debería asumir su responsabilidad por el daño que está causando (al planeta)” durante la conferencia de la ONU del 7 al 18 de diciembre en Copenhague, llamada a dar a luz a un ambicioso acuerdo contra el cambio climático, aseguró Lula.

“Mi creencia es que cada país debe ir a Copenhague diciendo hasta qué punto es responsable” del calentamiento global, explicó el mandatario, proponiendo un mapa mundial que determine cuánto emite cada país, “desde el más pequeño país africano hasta Estados Unidos”.

“Cuando sepamos cuánto emite un país de la talla de Estados Unidos o China, entonces sabremos qué papel deben desempeñar” en la lucha contra el cambio climático, aseguró.

Si el presidente estadounidense, Barack Obama, “puede convencer al Congreso, empezaremos a solventar el problema”, añadió.

El senado estadounidense acaba de iniciar el debate sobre un proyecto de ley de los demócratas que fija como objetivo la reducción del 20% de emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2020 en relación a los niveles de 2005.

El objetivo dista empero del compromiso asumido ya por los europeos, puesto que su año de referencia fue establecido en 1990, por lo que el esfuerzo es netamente superior.

En cuanto a Brasil, todavía no enseñó sus cartas: aunque Reinfeldt había pedido el lunes a Lula que “diera ejemplo” en América Latina y anunciara “pronto” los compromisos que su país está dispuesto a asumir, el líder brasileño se mostró esquivo, dejando la cuestión para Copenhague.

El acuerdo que se alcance dentro de dos meses debe permitir limitar de dos grados centígrados el calentamiento planetario, lo que supone que las emisiones de gases de efecto invernadero deben dividirse por dos de aquí a 2050.

AFP en www.google.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s