Greenpeace denuncia que Garoña podría haber sufrido una fuga


La central nuclear burgalesa funciona a media potencia, pero la empresa propietaria asegura que todo estaba programado

Greenpeace ha asegurado hoy en un comunicado que la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) está funcionando a media potencia desde la madrugada del ayer porque ha sufrido una posible fuga por la rotura de un elemento de combustible.

Un portavoz de Nuclenor, la empresa propietaria de la central, ha asegurado que la bajada de potencia estaba programa y no es un suceso notificable al Consejo de Seguridad Nuclear. Greenpeace, por su parte, ha informado de que se han puesto en contacto con la sala de emergencias del Consejo de Seguridad Nuclear.

Ésta ni les ha confirmado ni desmentido esta incidencia y su responsable se ha limitado a decir que la instalación está llevando a cabo “reestructuraciones de las barras de control”. Añade que precisamente ese es el proceso “habitual en caso de fuga para tratar de encontrar cuál es la varilla o varillas de combustible que sufre la fuga”.

Según este colectivo, este tipo de fallos supone un “problema grave de seguridad”, al afectar al combustible nuclear que alberga la vasija del reactor, ya que es donde se produce la fisión nuclear. Una anomalía en estos elementos provoca un aumento de liberación de radiactividad al circuito primario, que finalmente “puede redundar en un incremento de los niveles de radiactividad emitidos al medio ambiente exterior”.

Fuente http://www.publico.es

Greenpeace se ha puesto en contacto con la Sala de Emergencias (SALEM) del CSN para confirmar este extremo, pero su responsable ni lo ha confirmarlo ni desmentido, sino que se ha limitado ha declarar que Garoña estaba llevando a cabo reestructuraciones de las barras de control. Casualmente, este es el proceso habitual en caso de fuga para tratar de encontrar cuál es la varilla (o varillas) de combustible que sufre la fuga.

Un fallo de esa naturaleza supone un problema grave de seguridad, al afectar al combustible nuclear que alberga la vasija del reactor, que es el verdadero corazón de la central nuclear. En estos elementos tienen lugar las reacciones de fisión nuclear, que generan gran cantidad de radiactividad. Una rotura o anomalía en estos elementos provoca un aumento de liberación de radiactividad al circuito primario, que finalmente puede redundar en un incremento de los niveles de radiactividad emitidos al medio ambiente exterior.

La central de Garoña ya ha sufrido este problema de forma reiterada. De hecho, el 11 de diciembre de 2006 se produjo un accidente similar. El incremento que se produjo entonces en los niveles de radiactividad en el circuito primario, debido a las pérdidas anómalas de radiactividad del elemento de combustible dañado, fue la causa por la que Nuclenor se tuvo que adelantar la parada de recarga de 2007. A pesar de que Nuclenor apantalló el elemento de combustible roto, para tratar de minimizar la liberación de radiactividad al circuito primario, ésta se siguió produciendo sin remedio…

Greenpeace recuerda que la central nuclear de Garoña está totalmente amortizada desde hace años, que su escasa producción eléctrica está sobradamente compensada por el incremento anual de la aportación de las renovables, que es una instalación obsoleta (fue inaugurada en 1971), aquejada de graves problemas de seguridad (agrietamiento por corrosión) y que el rechazo social que genera es manifiesto.

La vida útil de la central está más que agotada y prueba de ello son los importantes problemas de agrietamiento por corrosión que sufre y que afectan a diversos componentes de la vasija del reactor y del resto del circuito primario. Problemas técnicos de gran calado, imposibles de solucionar, a los que se suman los continuos errores humanos en la operación de la central, que hacen que su cultura de seguridad pueda calificarse de muy deficiente.

En lo que va de año 2009, Garoña ha tenido 9 accidentes en su seguridad, contando con este último. En abril sufrió tres accidentes, además de la parada forzosa del pasado día 23 provocada por un fallo en el generador principal. El 6 de abril se produjo otra parada no programada debido a un mal funcionamiento en una de las válvulas de alivio/seguridad de la central nuclear, un problema que también viene de lejos y que nunca ha sido resuelto satisfactoriamente. Y a ello hay que sumar que el pasado 1 de abril, cuando Garoña procedía a arrancar tras la parada de recarga que hizo en marzo pasado, se produjo una explosión e incendio en un transformador eléctrico de la central, suceso que causó gran alarma entre los vecinos pero que se mantuvo en secreto por parte de Nuclenor (la propietaria de Garoña) y del que la opinión pública supo gracias a la denuncia de Greenpeace y Ecologistas en Acción.

Fuente Greenpeace

Anuncios

3 Respuestas a “Greenpeace denuncia que Garoña podría haber sufrido una fuga

  1. CIERRE GAROÑA YA!!!

    CIERRE GAROÑA YA!! Estamos a tiempo. No puede haber ningun interes economico, ni politico, en este caso nuestra salud es lo importante. CIERRE GAROÑA…… estamos en peligro.

  2. portalhispano

    La central nuclear Santa María de Garoña es una central nuclear de generación eléctrica del tipo BWR que tiene una potencia instalada de 460 MW. Es la central nuclear en activo más antigua de España. Situada en Santa María de Garoña (Burgos, España) fue inaugurada en 1970 y está previsto que funcione hasta 2009.

    Si observas te das cuenta que al menos esta central , aunque en españa son casi todas , tiene casi 40 años.
    Su construccion es de las de 1º generación antiquisima e insegura , las probabilidades de fallos , bueno ya ves 9 este año , si el gobierno no la cierra ya mismo , es que en serio manda huevos …
    Y no se puede decir mas , solo darlo a conocer con un unico fin , que no nos engañen.
    Tuvo en concreto un fallo en la refrigeración que si por algun motivo las barras de grafito que se encargan de neutralizar y controlar el bombardeo de neutrones que son la base de la reaccion controlada, la hubieran descontrolado e imposibilitado su parada de emergencia , algo similar a lo ocurrido en Chernobil…
    El problema de las centrales es siempre el mismo , calentamiento del nucleo por fallo en los sistemas de refrigeración y posible fallo en los sistemas de parada de emergencia , eso seria una catastrofe.
    Si a esto le sumamos fallos de menor importancia..relativa como continuas fugas por rotura dado que todo o casi todo esta viejo y absoleto .. bueno solo decir que en esa central es una loteria y si sigue en marcha , el riesgo que genera es altisimo…etc etc etc

    Su diseño corresponde al de centrales de primera generación, anteriores al accidente nuclear de Three Mile Island. El reactor, del tipo BWR-3 (BWR corresponde a Boiling Water Reactor -reactor de agua en ebullición-) utiliza uranio enriquecido para la generación de calor. Este calor eleva la temperatura del agua, que hierve, se vaporiza y mueve las tres turbinas generadoras de electricidad. Este reactor fue diseñado y suministrado por la empresa estadounidense General Electric

    Al igual que en el reactor de agua a presión, el núcleo de los reactores BWR continua generando calor debido a la radiactividad después de que las reacciones de fisión hayan parado, haciendo posible la fusión del núcleo en el caso de que todos los sistemas de seguridad fallaran y el núcleo no recibiera refrigerante. Como el PWR, el reactor de agua en ebullición posee un coeficiente de vacío (o de huecos) negativo, esto es, la potencia generada disminuye a medida que la proporción de vapor con respecto a la de agua en el núcleo del reactor aumenta. No obstante, al contrario que el PWR que no posee una fase de vapor en el núcleo del reactor, un incremento en la presión del vapor (causada, por ejemplo, por la obstrucción de la circulación de vapor desde el reactor) tendrá como resultado una disminución súbita de proporción de vapor con respecto al agua en el interior del reactor. Este aumento de agua llevará a una mayor moderación de neutrones y, en consecuencia, a un aumento de la potencia de salida del reactor. A causa de este efecto en los BWRs, los componentes de trabajo y sistemas de seguridad están diseñados para ningún posible fallo pueda causar un aumento de presión y potencia más allá de la capacidad de los sistemas de seguridad para parar el reactor antes de que se puedan provocar daños al combustible o a los componentes que contienen el refrigerante.

    Las barras de control se han de introducir desde abajo, y por tanto no podrían caer dentro del reactor por su propio peso en caso de una pérdida total de la potencia (en la mayoría de los demás tipos de reactores las barras de control están suspendidas por electroimanes, de tal manera que si hay una pérdida total de potencia estas caerían por su propio peso).

  3. GAROÑA está totalmente amortizada, su produccion es muy escasa, la instalación esta obsoleta y aquejada de graves PROBLEMAS DE SEGURIDAD. Lleva 9 accientes en el 2009. Que la cierren Ya!!!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s