El cambio climático podría propiciar la expansión de enfermedades


El cambio climático podría propiciar la expansión de enfermedades como la malaria o el dengue, además de olas de calor, subidas del nivel de las aguas y la elevación de las cantidades de dióxido de carbono, según el jefe de Variabilidad y Predicción del Clima del Instituto Nacional de Meteorología, Luis Balairón.

En una entrevista concedida a Efe, este meteorólogo ha descrito los riesgos y las posibles consecuencias que puede traer el calentamiento global, una alteración climática hasta ahora desconocida para la civilización humana entre los que destaca el aumento del nivel de los océanos, así como de las cantidades de dióxido de carbono presentes en la atmósfera.

Este gas es invisible, inodoro e insípido, por lo que resulta difícil percibir su incidencia contaminante, que contribuye al efecto invernadero; no así la subida de las aguas, un proceso ocasionado por la fusión de los polos, que amenaza con hacer desaparecer muchos litorales, así como infraestructuras costeras, lo que supondría un gran coste económico.

Este científico ha participado estos días en el rodaje llevado a cabo en la localidad guipuzcoana de Zumaia de un documental titulado “Flysch: El susurro de las rocas”, que versa sobre esta formación rocosa de capital importancia por ser considerado como un índice muy preciso de los diferentes periodos geológicos de la historia.

El “peor” escenario que contemplan los expertos de Naciones Unidas, según aclara, es el de un planeta habitado por 15.000 millones de personas, con sociedades muy globalizadas y un sistema energético que no modifique las pautas actuales de producción, variables que colocadas en una ecuación podrían dar como resultado un incremento de 5 grados de temperaturas media mundial.

Balairón señala que cuando se dice que las temperaturas subirán dos o tres grados en todo el mundo se trata de un aumento que, “como ocurre con el dinero”, no se distribuye de forma equitativa, de modo que algunas regiones del mundo se verían menos afectadas mientras que otras verían como el mercurio escala peldaños en el termómetro a ritmo vertiginoso.

Este reparto desigual del aumento de las temperaturas explica que la subida en los polos haya llegado hasta los 5 grados, cifras que han excedido las previsiones científicas, que calculaban un ascenso de 2 o 3.

Mientras que en los últimos 150 años las temperaturas han aumentado un grado y, en el caso de que no se ataje el “incipiente” incremento actual, se corre el “riesgo de subir un grado cada 20 años”, lo que podría conducir a un “calentamiento acelerado” que dificultaría la adaptación de la biodiversidad y traería la destrucción de muchos ecosistemas naturales.

Augurar algunas de las consecuencias de todos estas alteraciones climáticas es aventurarse en algunos casos por el terreno de lo “especulativo”, puntualiza el meteorólogo, aunque asegura que “se perciben como riesgos bastante claros” enfermedades como la malaria o el dengue, que podrían asentarse en la península ibérica a causa del incremento del calor y la variación de los niveles de humedad.

Aún así, Balairón matiza que estas patologías prosperan más fácilmente en lugares con precarios sistemas de salud, sobre todo en África y en países tropicales…[]

Fuente http://www.adn.es

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s