La agroecología para superar la crisis del modelo de desarrollo


“Hoy hay una crisis en el planeta, que desde mi punto de vista es resultado del modelo de desarrollo. Cambiamos o la cosa se pone negra”, sentenció el investigador chileno Miguel Altieri, de la Universidad de Berkeley. Invitado por el INTA a realizar un trabajo de asesoramiento para poder discutir sobre la instalación de la agroecología en organismos públicos, el profesor de California estuvo en la Estación Experimental Agropecuaria San Pedro, en la provincia de Buenos Aires, junto a medio centenar de profesionales provenientes de distintos puntos del país. El encuentro estuvo organizado por el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Pequeña Agricultura Familiar (Cipaf), el Centro Regional Buenos Aires Norte (Crban) y el Proyecto Integrado Innovación Productiva y Organizacional para la Equidad Social (Pnter PI3), todos del INTA.


Al recordar a Einstein, Altieri precisó que “no podemos resolver los problemas con las mismas herramientas que lo crearon”, y para organizar su presentación comenzó con un recorrido teórico por lo que significa la agroecología, como ciencia que da las bases para hacer una conversión de una agricultura convencional que está en crisis hacia una sustentable.

La agroecología aspira a planificar la triple soberanía: alimentaria, energética y productiva. “Eso no quiere decir que los países abandonen sus modelos agroexportadores”, remarcó.
“La cultura ambiental del monocultivo, no va a pasar con el cambio climático” y citó un ejemplo centroamericano donde luego de tres huracanes la capacidad de superarse sólo pudo darse en aquellos lugares donde se trabajaba con modelos de biodiversidad.

EL SABER DEL CAMPESINO. “Lo que pretendemos es crear un diálogo de saberes, donde los elementos de la etnociencia —el conocimiento del campesino— se integren a los elementos de la ciencia formal”, expresó Altieri, y sostuvo que “por eso se necesita que se dé en un contexto de investigación participativa”.
Describió cómo trabajan con los agricultores para definir los indicadores y luego para hacer las evaluaciones. Incluso reconoció que esto fue cuestionado desde el mundo científico, considerando que para él “es irrelevante, es una herramienta de trabajo que sirve para que los productores la usen”.
Reconociendo su formación desde un campo disciplinar que se entiende como la suma de distintas partes, y donde para estudiar un problema puede hacerse a partir de los fragmentos del mismo, compartió su mirada actual, indicando que “los problemas no son sólo técnicos, sino sociales y hay que solucionarlos desde el punto multidisciplinario”. Desde su mirada, el camino está en los espacios transdisciplinarios, con profesionales que se concentren en “la interacción entre lo social y lo técnico”.

Luego explicó los temas de investigación de la agroecología “trabajamos con dos pilares de la conversión: con un diseño del agrosistema que rompe el monocultivo que influencia la calidad del suelo, y por otro lado, el manejo de la biodiversidad”. En este sentido explicó que biodiversidad no significa tener cinco plantas diferentes, sino que éstas deben complementarse y que este tipo de estudio responde a sistemas intensivos de conocimiento. “Tenemos que optimizar los procesos, no las prácticas”…[]

Fuente http://www.eldiariodeparana.com.ar/

Cultiva tu Clima

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s