El Gobierno desbloquea los parques eólicos marinos


Industria y Medio Ambiente aprueban un mapa de zonas aptas tildado de “pobre” por los ecologistas

El Gobierno aprobó ayer, con más de un año de retraso, el Estudio Estratégico Ambiental del litoral, que en la práctica desbloquea la construcción de parques eólicos marinos en las costas españolas. El llamado mapa eólico marino determina, en función de criterios medioambientales, las áreas del litoral aptas para la instalación de aerogeneradores, y permitirá a las empresas españolas recorrer un camino ya explorado por países como Alemania y Dinamarca.

El estudio, aprobado por los ministerios de Industria y Medio Ambiente, no ha satisfecho ni al sector energético ni a las organizaciones ecologistas.

La Asociación Empresarial Eólica no quiso ayer dar una opinión sobre el trabajo, ya que el Gobierno se ha limitado a publicar un mapa que muestra, con escaso detalle, la zonificación definitiva, sin divulgar el estudio estratégico completo. Sin embargo, fuentes del sector critican “un exceso de trabas burocráticas” que hace “prácticamente imposible” alcanzar su objetivo de producir 5.000 megavatios de electricidad con molinos de viento en el océano para 2020.

“Esto no es un pistoletazo de salida para la energía eólica marina en España, porque el Gobierno pone pegas de todo tipo para la concesión de autorizaciones”, señalan las mismas fuentes.

Abandono de proyectos

parqueseolicosmarinos

El procedimiento para otorgar una licencia exige que los promotores presenten una “oferta de retribución a la baja respecto a la prima de referencia”. Dicho en otras palabras, el promotor que sea capaz de ofrecer un megavatio más barato será el que se adjudique el concurso en las zonas aptas. Para el sector, las empresas ajustarán sus tarifas hasta el límite, lo que puede desembocar en el abandono de muchos proyectos si cambian los precios de mercado.

parqueseolicosmarinos1

Desde hace un decenio, las empresas del sector han presentado una docena de grandes proyectos en el litoral español, pero el nuevo mapa significa “comenzar desde cero”, según fuentes del propio Ministerio de Industria. Acciona, que opta desde hace un mes a instalar parques eólicos marinos en Reino Unido, tendrá que volver a presentar su proyecto Mar de Trafalgar, que se convirtió en 2004 en el primero de este tipo en ser propuesto en España. El plan, con una inversión de 2.400 millones de euros, contempla la instalación de 1.000 megavatios de potencia a 10 kilómetros de la costa gaditana, en una zona, el estrecho de Gibraltar, por la que pasan unos 30 millones de aves migratorias cada año…[]

Fuente publico.es

La energía eólica se basa en la energía potencial que poseen las corrientes de viento. Dicha energía potencial es captada por las aspas de los generadores eólicos, y es transformada en energía eléctrica en los alternadores presentes en el interior de dichos generadores. Las zonas más favorables para la implantación de torres eólicas son las regiones costeras y las grandes estepas, donde vientos constantes soplan regularmente: es necesaria una velocidad media del viento superior a 30 km/h para que una turbina eólica funcione con eficiencia.

La energía eólica presenta diversas ventajas, entre las cuales está la de no depender de combustible alguno para operar, sus emisiones casi nulas, y el hecho de ser una tecnología muy desarrollada y probada. También presenta un coste bajo de mantenimiento y explotación y requiere de relativamente poco espacio para ser instalada (en comparación con otras energías más extensivas, como la solar fotovoltaica o termoeléctrica).

Entre sus problemas, se puede destacar su elevado coste (si bien este problema se está solucionando poco a poco con la evolución tecnológica y la aparición de fuertes economías de escala debido a la generalización de su producción). La energía eólica también tiene un elevado impacto visual y sonoro, y un discutido impacto medioambiental (como por ejemplo el desplazamiento de los recorridos de aves migratorias). Por último, el problema quizá más importante de la energía eólica es su difícil gestión dentro de un sistema eléctrico. La energía eólica es una energía poco constante, dependiente de vientos a menudo muy variables, de manera que no se puede depender de ella para generar electricidad en momentos de alta demanda eléctrica. Es por ello que la eólica solo puede suponer un porcentaje limitado (en el entorno del 20%) de la generación eléctrica, a riesgo de tener un sistema eléctrico inestable, donde la falta de viento un día concreto provoque apagones generalizados.

Los parques eólicos abundan por todo el mundo. Dinamarca es el líder mundial destacado en esta tecnología, tanto terrestre como marina. Es el país en el que una mayor fracción de su energía eléctrica está generada a través de molinos eólicos. Además, tres de los cuatro mayores productores mundiales de turbinas y torres eólicas tienen su sede en Dinamarca (Vestas, NEG Micon y Bónus. En segundo puesto se sitúa Alemania, seguido por Estados Unidos y España. Canadá, Francia y los Países Bajos son otros países con alto desarrollo de la industria eólica.

La energía eólica puede funcionar para generar electricidad y para bombear agua de pozos subterráneos

Bibliografia wikipedia.org

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s