La Lista Roja de especies en peligro, cuestionada


Reconocidos expertos señalan sus puntos débiles y la necesidad de corregir posibles errores en los programas de conservación basados en sus datos

La Lista Roja es uno de los principales indicadores para concienciar a la sociedad del aumento de especies en peligro. Sin embargo, diversos expertos han señalado las debilidades de este sistema, lo que podría servir para mejorarlo y optimizar los esfuerzos y el dinero empleados en los programas de conservación y restauración y en las nuevas políticas y acuerdos gubernamentales.

En la actualidad, la Lista Roja, que cuenta con una base de datos de 45.000 especies, se ha convertido en un referente mundial para evaluar el estado de conservación de las especies y llevar a cabo medidas de recuperación y conservación de las especies más amenazadas. Desde que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) estableciera la primera Lista Roja, en 1963, sus criterios se han revisado varias veces con el objetivo de hacerla más científica y objetiva.

Sin embargo, el método empleado y los resultados obtenidos no satisfacen a todo el mundo, como se ha puesto en evidencia recientemente en una serie de artículos publicados en la revista científica Endangered Species Research. Sus responsables, entre los que se incluyen algunos investigadores que colaboran en su elaboración, señalan diversas deficiencias del sistema utilizado para elaborar la Lista Roja.

En este sentido, estos expertos señalan algunos resultados extraños, como por ejemplo, los de la tortuga verde, clasificada como “en peligro” a pesar de contar con una población de unos dos millones de ejemplares. Por ello, Grahame Webb, investigador de la Universidad australiana Charles Darwin sugiere una nueva categoría para la Lista, que denomina “críticamente en descenso”. La idea sería, según este experto, convertirla en una alerta sin llegar a juzgar su riesgo de extinción.

Otros investigadores apuntan la dificultad de utilizar los criterios de clasificación en ciertas especies. Según el investigador Atte Komonen, de la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas, en Uppsala, las fronteras entre una categoría y otra están orientadas a los mamíferos. De esta manera, señala, se puede producir el caso de que mil elefantes pueden ser viables, mientras que mil escarabajos en un árbol y que puede ser pasto del fuego no. Por ello, este experto recomienda adaptar el riesgo a los grupos taxonómicos específicos.

El principio de prevención utilizado en la Lista Roja es otro aspecto que también recibe críticas, ya que puede tener como efecto pernicioso una exageración de los riesgos de extinción de especies. De esta manera, se reclamarían mayores esfuerzos de conservación para especies que no estarían tan en peligro, lo que restaría medios para otras que sí podrían necesitar más ayuda.

La recogida de datos es otro de los puntos débiles señalados. Para su recopilación, la Lista Roja cuenta con unos 7.500 voluntarios, normalmente vinculados a organizaciones de conservación o universidades, y algunos expertos señalan que no siempre se cuenta con toda la información necesaria. Adrian Newton, investigador del Centro para la Conservación Ecológica y el Cambio Medioambiental de la Universidad británica de Bournemouth, indica por ejemplo que el delfín del río Amazonas ha cambiado su clasificación de “vulnerable” por la de “datos deficientes”. Al pasar a este estado, según Steven Garnett, también de la Universidad Charles Darwin, las iniciativas de conservación se suelen descuidar.

En otros casos, la falta de datos se suple con extrapolaciones o estimaciones, señalan otros autores. Julian Blanc, ex gestor de la base de datos del elefante africano, indica el caso de este animal, que ha sido extraído de la lista de alto riesgo el año pasado. Para ello, Blanc y el resto de investigadores utilizaron todos los datos disponibles, aunque reconoce que algunos de ellos no tenían toda la consistencia científica deseable.

Asimismo, otros investigadores recomiendan no utilizar la Lista Roja como la única referencia para establecer las prioridades de conservación o basar las políticas. En este sentido, Hugh Possingham, investigador de la Universidad australiana de Queensland, recuerda que no es el único sistema de clasificación disponible: su equipo de científicos ha desarrollado un sistema, denominado Proyecto de Priorización del Protocolo (PPP), que analiza las posibilidades de salvar una especie en términos de probabilidad de éxito y costes económicos. El Departamento de Conservación de Nueva Zelanda ha utilizado en los últimos dos años el PPP para priorizar a cuáles de las 649 especies más amenazadas tenía que ofrecer mayores medios.

Respuesta de la UICN

Los responsables institucionales de UICN no han querido entrar a debatir sobre estas afirmaciones ya que las consideran erróneas e incompletas. Por otra parte, algunos expertos de la UICN recuerdan la dificultad de llevar a cabo ciertas soluciones propuestas. Por ejemplo, Craig Hilton-Taylor, que trabaja para la Lista Roja desde su unidad de Cambridge, en Reino Unido, sostiene que uno de los inconvenientes de una clasificación taxonómica sería que se dificultaría así la posibilidad de comparar los riesgos relativos de extinción…[]

Via consumer.es

Una lista de referencia mundial

La Lista Roja es un esfuerzo conjunto de la UICN, BirdLife International, Conservación Internacional, NatureServe y la Sociedad Zoológica de Londres. En la literatura científica es citada como el sistema más apropiado para evaluar el riesgo de extinción de las especies. En la actualidad, por lo menos 57 países usan Listas Rojas nacionales aplicando los criterios de la UICN para definir sus prioridades de conservación.

Las categorías de amenaza de la Lista roja de la UICN son las siguientes, en orden descendente de amenaza: Extinto; Extinto en estado silvestre; En peligro crítico; En peligro; Vulnerable; Casi amenazado; Preocupación menor; Datos insuficientes; No evaluado.

Documental Planeta Tirra BBCWWW.tudiscovery.com

Planeta Tierra

Agradecimientos a NBZink y su canal en youtube.com

Planeta Tierra

Planeta Tierra Montañas

Planeta Tierra: Agua Dulce

Planeta Tierra : Cuevas

Planeta Tierra. Desiertos

Planeta Tierra: Mundos de Hielo

Planeta Tierra: Las Planicies

Planeta Tierra: Selvas

Planeta Tierra: Costas y Arrecifes.

Planeta Tierra: Bosques

Planeta Tierra: Oceanos.

SEIS GRADOS que podrian cambiar el mundo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s