Al calor del sol


El astro rey da vida a Ota. Una ciudad al noreste de Tokio donde en todas las viviendas hay paneles como éstos. La energía limpia alimenta a 550 hogares. Estas deliciosas galletas están cocinas al amor de la fotovoltaica y los acordes de este piano suenan gracias a una fuente verde. La familia de Mika Hiroshima fue la primera en instalar los paneles hace tres años y luego fueron convenciendo a sus vecinos. La energía solar está subvencionada y en lugar de pagar la factura de la luz, reciben unos cincuenta dólares mensuales para amortizar la inversión. “Este es un proyecto pionero y hemos comprobado que funciona. Ahora el reto será abaratar los costes de los paneles”. En la actualidad hay que esperar dos décadas para recuperar la inversión.

videosjaviercheca

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s