EL CSIC crea un modelo matemático para predecir la degradación del Mediterráneo


La Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza recomienda la suspensión de la pesca del atún rojo y la creación de una reserva en Baleares

Un equipo de biólogos y matemáticos, dirigidos por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, ha realizado una serie de simulaciones matemáticas que permite explicar la degradación del ecosistema mediterráneo noroccidental en los últimos 30 años, y que servirá además para hacer predicciones.

La aplicación de este sistema constata la disminución de grandes depredadores, como el rape, la merluza o los tiburones demersales y de “competidores” de alimento, como sardinas o anchoas, lo que ha provocado un cambio en la estructura del ecosistema y ha disminuido el nivel trófico de la comunidad, así como el índice de biodiversidad basado en la biomasa, ha explicado Isabel Palomera, del Instituto de Ciencias del Mar (CSIC, Barcelona).

 

 

Igualmente, indica el informe, se ha producido una proliferación de especies no comerciales como invertebrados bentónicos (gambas, cangrejos o cefalópodos) y peces bentopelágicos sin interés comercial.

 

 

En la costa catalana

La eficacia del modelo ha sido probada con datos recogidos en la costa catalana entre 1978 y 2003 referidos a la biomasa de las principales especies, el número de capturas y otros factores ambientales.

Los resultados obtenidos al introducir estos datos en el modelo coinciden con escenarios reales de varias partes del Mediterráneo, lo que apunta a que se trata de un modelo numérico eficaz que podrá ser utilizado para hacer predicciones.

Por primera vez en el contexto mediterráneo se incluye la pesca como uno de los predadores del sistema, en paralelo con los factores ambientales, por lo que la aplicación de este modelo será una herramienta de ayuda a la gestión sostenible de la pesca, señalan desde el CSIC.

“Este tipo de aplicaciones de modelos ecológicos que representan todo el sistema marino se había realizado en varios lugares, pero nunca hasta ahora en el Mediterráneo, donde la pesca es uno de los factores que mayor presión ejerce sobre el ecosistema”, afirma Palomera.

Interacción de las especies

El trabajo también indica que para entender la evolución del ecosistema es necesario conocer cómo las especies marinas interaccionan entre ellas o cómo la pesca modifica estas interacciones y la forma en que los factores ambientales influyen sobre la dinámica general del ecosistema.

 

 

 

Diferentes estudios aconsejan gestionar las capturas no sólo en función de la cantidad que hay de una especie concreta, sino en función de cómo la pesca de una determinada especie afectará de modo directo o indirecto a la evolución de todo el ecosistema…

adn.es

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s