Archivo diario: enero 18, 2010

Ecosistemas en Peligro


¿Cuánto terreno permanece en estado puro y salvaje? Russell Mittermeier, de la institución de Conservación Internacional, asegura que en el planeta todavía existe un 40% de terreno en estado puro y salvaje. ¿Pero puede este porcentaje garantizar un entorno seguro para algunos animales como por ejemplo los elefantes presentados en Planeta Tierra?

¿Cuánto territorio puro y salvaje necesitamos y con qué rapidez está desapareciendo? Los bosques de Bialowieza de Polonia, los últimos de Europa, están dejando de existir a marchas forzadas. ¿Qué los amenaza? Este episodio discute el problema del incremento de la población humana a la vez que descubre cómo un número reducido de personas o corporaciones, está generando un enorme impacto en lugares como la tundra ártica y el desierto de Gobi.

Pero ¿por qué el territorio en estado puro y salvaje es tan importante?, ¿qué es lo que hace por nosotros? James Lovelock y Jonathan Porritt contestarán a estas preguntas. Aún cuando no hay gente alrededor, el territorio en estado puro y salvaje cambia por los efectos climáticos. ¿Cómo podemos asegurar nuestra propia supervivencia y la del territorio que nos rodea? Todo indica que probablemente nos tendremos que involucrar.

Realizada por el equipo responsable de “Planeta azul”, “Planeta Tierra”, primera serie de historia natural rodada íntegramente en alta definición, es la historia definitiva de la vida en la Tierra, una impresionante experiencia televisiva que combina escenas nunca vistas con anterioridad, localizaciones imposibles y momentos íntimos de las criaturas más queridas, salvajes y esquivas del planeta. La serie está compuesta por once episodios, cada uno de los cuales se centra en un hábitat diferente y examina, con detalle y profundidad, tanto su ecosistema como la fauna que lo habita.

Sigue leyendo

Conservación y Desarrollo


Planeta Tierra: El Futuro – Conservación y Desarrollo

Actualmente, el mundo de la conservación está pasando por una etapa de reflexión y reorganización de ideas. Ha llegado el momento de pensar cómo seguir adelante, sobre todo teniendo en mente el incremento poblacional que sufrirá el planeta próximamente.

Este episodio presenta imágenes sorprendentes de las ballenas jorobadas, una exitosa historia de conservación y lucha. Las campañas Salvar al panda, Salvar a las ballenas y Salvar la selva también nos resultan muy familiares, pero ¿se ha conseguido algo gracias a ellas?
El programa también analiza los errores del pasado. Así, por ejemplo, imágenes de archivo de la BBC muestran cómo en el Parque Nacional de Nairobi se excluía a los nativos de los proyectos de conservación. Hoy en día, sin embargo, todos ellos son considerados y tenidos en cuenta. Detrás de las estrellas de Planeta Tierra, como por ejemplo el leopardo de las nieves, se esconden proyectos que benefician a la población local brindándoles un medio para subsistir.

¿Cómo puede encajar la conservación en un mundo dominado por la economía y el desarrollo?, ¿en qué punto el eco-turismo cruza el límite de lograr un beneficio real para la vida salvaje?
Finalmente, este episodio analiza el papel que desempeñan las religiones a la hora de promover un acercamiento moral y ético a nuestro mundo. El Arzobispo de Canterbury tendrá que contestar a la pregunta de si debemos reconsiderar nuestra actitud en relación con el mundo natural.

Realizada por el equipo responsable de “Planeta azul”, “Planeta Tierra”, primera serie de historia natural rodada íntegramente en alta definición, es la historia definitiva de la vida en la Tierra, una impresionante experiencia televisiva que combina escenas nunca vistas con anterioridad, localizaciones imposibles y momentos íntimos de las criaturas más queridas, salvajes y esquivas del planeta. La serie está compuesta por once episodios, cada uno de los cuales se centra en un hábitat diferente y examina, con detalle y profundidad, tanto su ecosistema como la fauna que lo habita.

Sigue leyendo

Premio para el físico que ligó las emisiones al clima


La Fundación BBVA galardona a Klaus Hasselmann por demostrar la huella de la acción humana en el calentamiento

Demostrar que ha sido la acción humana y no la propia naturaleza la responsable del cambio climático le ha valido al físico Klaus Hasselmann (Hamburgo, Alemania, 1931) ganar el Premio Fundación BBVA en la categoría de Cambio Climático, dotado con 400.000 euros y uno de los mejor retribuidos del mundo.

Según el acta que se hizo pública ayer, el jurado ha destacado que las investigaciones de Hasselmann “han hecho avanzar de forma decisiva las fronteras del conocimiento científico y social del fenómeno del cambio climático”. De entre todas las aportaciones del galardonado, que es director emérito del Instituto Max Planck de Meteorología de Hamburgo que fundó y dirigió durante 25 años, el jurado ha destacado el desarrollo del método denominado fingerprinting (huellas climáticas), que permite diferenciar la contribución a la variabilidad climática de los procesos naturales frente a la perturbación que estos sufren debida a la acumulación de gases de efecto invernadero.

El jurado de esta edición lo ha presidido el catedrático del Departamento de Ingeniería y Políticas Públicas de la Universidad Carnegie Mellon (EEUU) Edward Rubin, y su secretario ha sido el profesor de investigación del CSIC en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Mallorca) Carlos Duarte. El resto de miembros fueron Miquel Canals, catedrático de Geología Marina en la Facultad de Geología de la Universidad de Barcelona; Hans Joachim Schellnhuber, director del Instituto Potsdam para la Investigación del Cambio Climático (Alemania), y Bjorn Stevens, director del Instituto de Meteorología Max Planck (Alemania). Este plantel de expertos afirma en su acta que las huellas climáticas de Hasselmann permitieron superar las dificultades que existían para distinguir el impacto humano.

Decepcionado con la cumbre
Tras recibir la noticia, el físico declaró estar “muy contento” del reconocimiento de su labor. “Hemos podido demostrar con datos que el ser humano está cambiando el clima y esto es un importante avance científico”, comentó.

El climatólogo aprovechó para valorar la reciente cumbre de Copenhague, de la que hizo un balance muy negativo: “Fue decepcionante, el típico ejemplo de que los países se preocupan por sus intereses individuales y no se dan cuenta de que tenemos un problema común”.

Para Hasselmann, este fracaso implica asumir que “a menos que se tomen nuevas medidas”, la temperatura media global del planeta aumentará en más de 2 grados.

Sin embargo, el físico cree que el problema “tiene una solución” y que reside en “impulsar las energías renovables”, algo que la tecnología ya es capaz de hacer. También considera claves las decisiones políticas que inciden sobre la economía.

www.publico.es